Wall Street trepó hasta 1,3% a pesar del caótico debate presidencial entre Trump y Biden

No obstante, las continúas conversaciones sobre un nuevo paquete de ayuda por la pandemia impulsaron a las acciones en Wall Street. El Promedio Industrial Dow Jones subió un 1,2%, a 27.781 unidades, el S&P 500 ganó un 0,8%, a 3.363 unidades y el Nasdaq Composite añadió un 0,7%, a 11.167 unidades.

Los tres referenciales se dispararon después de que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, expresaran esperanzas de un gran avance en las negociaciones entre demócratas y republicanos para acordar mayores estímulos fiscales hacia los sectores afectados por la pandemia.

Sin embargo, el optimismo mermó después de que el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, advirtió que las partes permanecen «muy separadas» en sus conversaciones.

De esta manera, Wall Street cerró septiembre con sus primeras bajas mensuales desde marzo pero acumuló ganancias en el tercer trimestre, con el S&P 500 logrando su mayor alza de dos trimestre desde 2009 y el Nasdaq desde el 2000.

En ese contexto, las acciones en Europa cerraron casi estables. Las bolsas de la región recortaron sus bajas y el índice paneuropeo STOXX 600 terminó el día con una caída del 0,1%.

De esta manera, el referencial cerró un volátil tercer trimestre casi estable, con un declive del 1,5% para septiembre, debido a temores sobre una segunda ola de infecciones y dudas sobre un acuerdo comercial para el Brexit.

Las acciones en Asia resistieron en la mañana, lideradas por un alza de un 0,8% en Hong Kong, aunque el índice Nikkei de Japón perdió un 1,5% y el S&P/ASX 200 de Australia borró más de un 2%.

La expansión de la actividad manufacturera de China se aceleró en septiembre, ayudada por mayores órdenes de exportación. El oficial Índice de Gerentes de Compras (PMI) del sector manufacturero subió a 51,5 en septiembre desde 51,0 en agosto. Analistas esperaban un leve avance a 51,2.

Mientras tanto, el dólar cayó frente a la mayoría de las monedas en medio de las discusiones por una nueva ayuda fiscal en EEUU y cerró su peor trimestre desde septiembre de 2017, con una caída de aproximadamente un 3,5%, ya que las expectativas de una rápida recuperación de la crisis económica del COVID-19 hicieron que los inversores abandonaran los activos seguros y compraran divisas más riesgosas.

La moneda norteamericana cayó frente al yen japonés y se debilitó frente a las monedas asociadas con un mayor apetito por el riesgo, como los dólares de Australia, Nueva Zelanda y Canadá.

Por su parte, el petróleo crudo Brent, referencial mundial, redujo pérdidas para ceder apenas ocho centavos a u$s40,95 pero el WTI en EEUU registró un alza del 2,4% a u$s40,22.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: