Volvieron los comercios de la Avenida Avellaneda: unos dos mil locales cerraron en los últimos meses

En medio de la crisis, un respiro para muchos comerciantes: la Avenida Avellaneda, uno los centros de ventas más influyentes de la Ciudad de Buenos Aires, volvió a mostrar un paisaje de persianas abiertas este viernes.

Luego de permanecer cerrados durante 150 días, los negocios volvieron a trabajar a partir de las 11 y hasta las 18 con un esquema previamente definido entre las cámaras de vendedores y el Gobierno de la Ciudad. Todo bajo la aprobación del Gobierno nacional.

A diferencia del esquema de reapertura que se aplicó días atrás en Once, los comercios de la Avenida Avellaneda reabrieron sin restricción por el número de CUIL, que determinaba que si su último número era par (0, 2, 4, 6, 8), el comerciante abriría los días pares, mientras que si finalizaba en número impar, lo haría los días impares.

«Es un día muy importante para nosotros. Era muy esperada esta reapertura», confió a TN Emiliano Iglesias, representante de la Cámara de Comerciantes de la Avenida Avellaneda.

«Vamos a abrir de 11 a 18 respetando los protocolos correspondientes: uso de mascarilla, uso de alcohol en gel y dentro de los locales una sola persona cada 15 metros cuadrados. Nos cuidamos nosotros y cuidamos al cliente”, amplió.

La otra cara: negocios que tuvieron que cerrar

Pese al alivio por el regreso, un dato revela una realidad difícil para el sector. «Somos cerca de 7 mil locales y esta pandemia fue una estocada final para muchos de ellos. Cerca del 30% tuvo que cerrar. Son unos 2 mil comercios. Es estremecedor, pero no nos queda otra que seguir”, afirmó Iglesias.

El panorama de complicaciones se completa con la restricción a centenas de comercios minoristas del Interior, que a partir de las disposiciones sanitarias vigentes seguirán sin poder comprar en la Avenida Avellaneda. “Sabemos que no va a ser igual. Somos una zona 100% mayorista y somos el proveedor de ropa número uno del país. Venimos gestionando la reapertura con muchas provincias, pero eso todavía no va a ocurrir”, alertó.

El escenario de reapertura de la Avenida Avellaneda incluyó un operativo policial destinado a evitar la presencia de «manteros». El miércoles, durante la reapertura en Once, se registraron incidentes con un grupo de vendedores ambulantes y hubo tres detenidos.

Retiro, Liniers y Constitución, el lunes

Desde la próxima semana podrán reabrir los locales comerciales situados en los centros de trasbordo de Retiro, Liniers y Constitución, sin la restricción del CUIT y en el horario de 11 a 21.

Ese mismo día quedará habilitado el funcionamiento de los hoteles de la Ciudad «para atender necesidades específicas de alojamiento como un tratamiento médico o para empresas que lo necesitan para sus empleados».

De acuerdo al protocolo difundido por el Gobierno porteño, los establecimientos «tendrán solamente disponibles las habitaciones, sin permitir el uso de áreas comunes como bares, gimnasios, spa y pileta», en tanto que para poder alojarse se deberá presentar de manera obligatoria el permiso de circulación.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: