US$11.000M compran a Bayer el mejor acuerdo posible: C. Hughes

(Bloomberg) — Bayer AG finalmente llegó a un acuerdo para poner fin a la mayoría de las demandas actuales que alegan que su herbicida Roundup causa cáncer. No está claro si el grupo alemán de ciencias de la vida ha dejado atrás completamente esta saga, pero ha logrado el cierre que puede.

El número en los titulares de US$11.000 millones está en la región que los analistas habían estimado que costaría resolver los litigios en torno al producto, heredado en la adquisición de Monsanto Co. en 2018. Hasta US$9.600 millones del total irán a bufetes de abogados que manejan las denuncias actuales, de las cuales el 75% ya están resueltas. Desafíos logísticos y denunciantes reacios probablemente impidieron acuerdos con el 25% restante, pero la suma total incluye una asignación para resolver esas reclamaciones. Es plausible que el acuerdo principal aquí cubra las demandas más fuertes con mayor probabilidad de ir a los tribunales.

Bayer siempre quiso un acuerdo lo más definitivo posible. Esto significaba abordar el tema de futuras denuncias. No quiere que vayan ante un jurado. Entonces, ha creado un panel científico para decidir si el glifosato, el compuesto de Roundup, causa linfoma no Hodgkin. Las reclamaciones futuras, dice, dependerán de un acuerdo de clase que preste atención a sus hallazgos. Bayer proporcionará US$1.300 millones para apoyar el trabajo del panel y este proceso legal separado, así como ayuda para pacientes con cáncer.

Citando la ciencia existente, la compañía confía en que el panel concluirá que el glifosato es seguro. ¿Qué pasa si el panel decide lo contrario? Bayer dice que los demandantes tendrán que demostrar que estuvieron expuestos a niveles peligrosos del herbicida. No obstante no hay un número específico para pagar cualquier reclamo futuro.

Los resultados de este nuevo trabajo científico sobre el glifosato están quizás a varios años de distancia. Es difícil para la compañía hacer una provisión financiera contra un resultado posiblemente negativo ahora, especialmente uno que cree que no sucederá. Pero el riesgo teórico de una nueva ola de pagos en el futuro puede pesar en las mentes de los inversionistas, incluso si el ruido alrededor de Roundup se calma mientras tanto.

Claramente, la gerencia de Bayer está disgustada por tener que pagar estas sumas en relación con un producto que afirma es seguro cuando se usa adecuadamente. Desde su perspectiva, el problema es el sistema legal de EE.UU. y los desafíos que enfrentan los jurados legos que sopesan los datos científicos. El acuerdo saca a Roundup de la corte ahora y hace que los científicos sopesen la evidencia en el futuro.

Sin duda, Bayer tenía razón en la perspectiva de que el gran volumen de casos hizo que impugnar las afirmaciones fuera un esfuerzo poco realista. Habría significado años de mala publicidad por los argumentos en la corte. Con el tiempo, la posición de Bayer en la sociedad se erosionaría. Solo considere las revelaciones sobre la conducta de Monsanto que han salido a la luz.

Por ahora, Bayer ahora puede seguir esperando que la adquisición de Monsanto valga la pena. Los costos de los acuerdos, que se repartirán en dos años, son asequibles y los dividendos de Bayer no se verán afectados. Pero las acciones siguen muy por detrás del sector, incluso cuando los inversionistas esperaban mucho este acuerdo. Debe ser el final de un largo viaje para el director ejecutivo, Werner Baumann. No obstante, el obstáculo para hacer que el acuerdo de Monsanto valga la pena sigue siendo alto.

Nota Original:$11 Billion Gets Bayer the Roundup Closure It Can: Chris Hughes (1)

©2020 Bloomberg L.P.

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: