Una ermita de Cantabria, entre los 12 monumentos más en peligro de Europa

Entre los años 660 y 680, en un elevado farallón rocoso del actual término de Arrendondo (Cantabria), se aprovecharon una serie de grutas naturales para habitarlas. Y, entre todas ellas, se eligió una para convertirla en la ermita de San Juan de Socueva. Trece siglos después, el eremitorio ha vuelto a la actualidad, pero en forma de alarma: ha sido elegido entre “los 12 sitios patrimoniales más amenazados de Europa” y su candidatura puede impulsarlo, a partir de marzo de 2021, a estar entre los siete más en peligro del continente, según Europa Nostra, organización internacional de defensa del patrimonio histórico.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: