Tras las huellas de Esteco: la ‘Sodoma’ que desapareció misteriosamente en el norte argentino

“Voy ahora pisando tu memoria enterrada, Esteco; recorriendo tu olvido polvoso, tu savia seca, ardiente todavía”, escribió en los años cincuenta Manuel J. Castilla, el máximo poeta del noroeste argentino. Hablaba de Nuestra Señora de Talavera, más conocida como Esteco, una de las primeras ciudades coloniales de lo que más tarde sería Argentina, y la más curiosa. Fundada en 1566 en la espesura del chaco salteño, en la antigua Gobernación del Tucumán, logró un desarrollo agroganadero extraordinario. Fue un gran nexo con el Alto Perú, al que surtía con materias primas y elaboradas. Y sus habitantes ayudaron a fundar Córdoba, Salta y La Rioja. Pero en 1692 un terremoto la borró del mapa y la dejó atrapada en uno de los grandes mitos locales.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: