Tiene cáncer y no dejaron que su papá entre a Córdoba para acompañarla: «Nos sacaron el derecho de poder vernos»

La hija del hombre que no pudo entrar a Alta Gracia para acompañarla en un tratamiento oncológico contó que «se siente mal» después del episodio y pidió «que se busque una solución» lo antes posible. Su papá viajó desde Neuquén hasta Córdoba, pero en Huinca Renancó le hicieron un test rápido de coronavirus y, tras arrojar un «resultado dudoso», la policía lo escoltó de regreso a su ciudad. «Nos sacaron el derecho de poder vernos», criticó Solange Musse.

«Me siento mal porque quiero ver a mi papá. Lo necesito un montón para poder seguir el tratamiento. Necesito su acompañamiento, mucho, mucho, mucho», enfatizó este jueves en Arriba Argentinos (eltrece). Pablo, el papá de la mujer de 35 años, partió desde Plottier, en Neuquén, con la intención de llegar a Alta Gracia, en Córdoba. Allí, acompañada por su mamá, Solange se somete a una terapia contra el cáncer de mama.

Además de tener los permisos correspondientes para trasladarse durante la cuarentena, uno de los requisitos para ingresar a la provincia es someterse a un hisopado que arroje resultado negativo por coronavirus dentro de las 48 horas anteriores al viaje. Pablo llegó a Huinca Renancó, ubicado en Córdoba en el límite con La Pampa, el domingo pasado a las 6 de la mañana.

Como él no había podido costear el test por su cuenta, allí le hicieron dos hispados que arrojaron «resultado dudoso». Los agentes sanitarios le explicaron que los diagnósticos no significaban que tuviera coronavirus, pero que podría haberlo tenido o que podría, tal vez, tratarse de una infección. De todas formas, no lo dejaron ingresar a la provincia.

Según contó Pablo, el Director del Hospital de la ciudad en la que le hicieron el control fue quien dio la orden de que regresara a su casa. Salió desde allí con custodia y, en el trayecto, lo acompañaron ocho móviles policiales que fueron turnándose de acuerdo a los distritos. Tanto a él como a su cuñada, que viajaba como acompañante, les prohibieron entrar en algún lugar para ir al baño.

Aún angustiada por lo que vivió su papá y nerviosa por el tratamiento, Solange manifestó: «Lamento que le hayan hecho todo eso, no era justo para nadie. Mucha gente está pasando lo mismo». A través de una carta que escribió para pedirle a las autoridades una solución, afirmó que lo que pasó fue «inhumano, humillante y muy doloroso». «Hicieron lo que quisieron como si fueran delincuentes», criticó.

"Quiero que entiendan que mientras viva tengo mis derechos y quiero que sean respetados", reclamó Solange Musse a través de una carta. (Foto: captura TN)
«Quiero que entiendan que mientras viva tengo mis derechos y quiero que sean respetados», reclamó Solange Musse a través de una carta. (Foto: captura TN)

«Espero verlo prontito porque lo amo y lo extraño con toda mi alma. Es súper injusto que en algunos lugares puedas pasar y en otros no, solamente pido ver a mi papá. Solo eso. Verlo como cualquiera necesita ver a su familia cuando está mal», reclamó.

La mujer reclamó una solución y cuestiono que «nadie diga nada» sobre lo que pasó. «Ver a mi papá es lo que más quiero en este mundo, nada más que eso», aseguró. «Nos sacaron el derecho de poder vernos», lamentó.

Por su parte, Pablo, que ahora cumple con un aislamiento obligatorio de 14 días en Neuquén, afirmó que intentará regresar para estar junto a su hija apenas se lo permitan. «A mí no me va a frenar un hisopado», aseguró.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: