¡Silencio, se juega!, mutismo en las gradas de Tokio a seis meses de los Juegos

En la final de la copa japonesa de fútbol, los aficionados gritan cuando se marca un gol, pero rápidamente el rugido deja paso a un murmullo casi imperceptible, siguiendo las consignas de lucha contra el coronavirus que instan a los fans a aplaudir, pero no a vocear.

Es una muestra de lo que pueden sentir los aficionados que acudan en verano a los Juegos de Tokio, aplazados el año pasado por la pandemia… si es que se les autoriza a ir a los recintos olímpicos por las restricciones que puedan aplicarse para garantizar la seguridad de la cita frente al covid-19.

«Tienes ganas de gritar cuando hay un gol, pero tienes que tratar de contenerte», explicó a la AFP Daiya Inoue, de 26 años y fan del campeón de la J-League, el Kawasaki Frontale, por fuera del estadio donde se disputó la final copera el día de Año Nuevo.

«Hemos logrado controlar nuestras emociones para crear un ambiente donde la gente pueda asistir al estadio de manera segura», añadió.

Pese al aumento de las infecciones y de la declaración del estado de emergencia en Tokio y otras partes de Japón, la organización de los Juegos insiste en que éstos pueden celebrarse de manera segura en julio, pero nadie duda de que serán diferentes a las pasadas ediciones.

En diciembre, Tokio-2020 publicó un informe interno de 53 páginas en el que se explicaba cómo podrían celebrarse los Juegos de manera segura, incluso sin la vacuna del covid-19, incluyendo medidas que instan a los aficionados a no chillar o hablar en voz alta en los recintos olímpicos.

Hasta la próxima primavera no se anunciará cuántas personas podrán acudir a ver en directo las diferentes pruebas, si es que se permite la presencia de público, pero el informe asegura que los hinchas podrían saltarse una posible cuarentena y usar el transporte público, siempre que respeten reglas como el uso de mascarillas o guardar facturas para ayudar a trazar sus movimientos y contactos.

En las sedes deportivas, deberán lavarse las manos y evitar los espacios cerrados, quedando prohibidos «actos que incrementen el riesgo de infección por las gotitas respiratorias en el aire, como gritar, hablan en alto, etc».

– ‘Completamente diferente’ –

Estas medidas no son nuevas para los aficionados al fútbol japonés, quienes ya han tenido que convivir con este tipo de restricciones desde que se reanudó la J-League en julio, después de cuatro meses de suspensión por la pandemia.

Tras un breve periodo en el que los estadios estuvieron vacíos, se permitió un máximo de 5.000 aficionados por partido, aunque se les prohibió ondear banderas, comer o beber, así como hacer cualquier clase de ruido.

Las restricciones se flexibilizaron gradualmente y los hinchas pudieron aplaudir, golpear tambores y beber alcohol, pero no gritar, chillar ni cantar. El límite mínimo de espectadores aumentó, pero se volvió a revisar a la baja cuando se declaró el estado de emergencia.

Lisa Inoue, una abonada del Kawasaki Frontale, admitió que le costó un tiempo acostumbrarse a estas reglas: «Tuve que dejar de animar en los partidos de las dos primeras semanas tras la vuelta, pero empezó a gustarme el poder escuchar lo que decían los jugadores y los entrenadores», dijo a la AFP.

«Algunos aficionados decían que no querían venir si no podían animar a su equipo de la manera que lo hacían habitualmente. El ambiente es completamente diferente, pero he llegado a disfrutarlo tal como es», añadió.

En la final de la Copa del Emperador, se permitió la presencia de 13.318 aficionados en el Estadio Nacional, el principal recinto olímpico, de una capacidad total de 60.000 plazas, que alternaron periodos de animación, con el sonido de los tambores o los aplausos, con otros de absoluto silencio.

Pero no todos están convencidos de que los aficionados que puedan llegar del extranjero puedan cumplir con tanta disciplina.

«Los japoneses suelen observar lo que hacen las personas a su alrededor y si ven que nadie grita, ellos tampoco», aseguró otro hincha del Frontale, Kentaro Sawada, que será voluntario durante los Juegos. «Estamos acostumbrados, pero para ellos será algo nuevo», insistió.

amk/sah/th/mcd/pm

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: