“Sí, yo me llamo Florentino Pérez del Barsa”. Así fue el ‘falso’ troleo al ‘New York Times’

Florentino Pérez del Barsa, nombre comercial del propietario del restaurante El Aliño, y gran seguidor del Barça.
Florentino Pérez del Barsa, nombre comercial del propietario del restaurante El Aliño, y gran seguidor del Barça.KIKE PARA /

El New York Times publicó este viernes un reportaje sobre las restricciones por la pandemia en Europa: “Con el incremento del virus en Europa, la resistencia a nuevas restricciones también crece”, se titulaba. La pieza estaba firmada desde Londres, pero en el interior del texto había unas declaraciones de un restaurador madrileño. Su nombre, sorprendentemente, era “Florentino Pérez del Barsa”. En Twitter se viralizaron múltiples capturas de pantalla y varios medios hicieron sus piezas del presunto troleo.

¿Cómo va a haber alguien en España que se llame así? Exacto, no lo hay, pero casi. “Yo me llamo Florentino Pérez. Mi segundo apellido es Rato. Pero mi nombre comercial es Florentino Pérez del Barsa”. El motivo es sencillo: el señor Florentino Pérez tiene el restaurante El Aliño en el barrio de Chamberí de Madrid, pero es del Barça. “Al ser Florentino Pérez, todo el mundo viene dándome caña y yo les digo: ‘Sí, sí, pero un momento, soy del Barsa’. Hay un cachondeo impresionante montado con eso”, explica a EL PAÍS. Esta combinación de afición por el club azulgrana y la coincidencia con el presidente del Real Madrid, le llevó hace años a crear su nombre comercial.

Ese nombre comercial es el que le dijo a Raphael Minder, corresponsal del New York Times en España, cuando visitó el restaurante la semana pasada. Minder pasó por el local de Pérez para preguntarle por las restricciones y el virus para el artículo que preparaban desde Londres. Cuando acabó le pidió su nombre. Y Florentino Pérez del Barsa se lo dijo. “Cuando me dijo su nombre, le pregunté: ¿de verdad? ¿No es una broma?”, explica Minder. “Y me enseñó su tarjeta. Para este tipo de reportajes no suelo pedir el DNI. Además me lo dijo delante de otros trabajadores. Incluso le enseñé mi cuaderno para ver cómo lo había escrito. A ver, Pérez es el apellido más común de España y del Barsa... pues igual que hay del Bosque y otros, podría ser”, añade.

Cuando salió y lectores españoles encontraron el nombre, nadie pensó en otra cosa que un troleo legendario.

“Pues no, no le he tomado el pelo al hombre”, dice Florentino Pérez. “Me llamó preocupado por la noche, que estaba en las redes y le dije que no pasaba nada, que tranquilo, no pasa nada”, añade.

Minder temió lógicamente que le hubieran colado la broma absurda al guiri. Este periódico se puso en contacto con Ben Smith, crítico de medios del New York Times. Smith preguntó y dijo que el periodista tenía una tarjeta de visita con el nombre. Y así fue.

El New York Times es extremadamente cuidadoso con los errores y tiene este asunto en proceso de revisión. El periódico estadounidense tiene una editora encargada de decidir si hay que publicar una corrección al pie del reportaje. Deberá decidir en el fondo si el nombre comercial y el revuelo que ha causado lo merecen o no.

Para Florentino Pérez nada de todo esto es nuevo. Lleva años diciendo ese nombre a cualquier visitante que le pregunta. Incluso cuando llaman por teléfono, explica, hay clientes que piden hablar específicamente con Florentino Pérez del Barsa. “Cuando el Barcelona venía a Madrid y paraba en el hotel Intercontinental aquí cerca, venían muchos directivos. Era la época de Laporta y yo, que les identificaba, se lo decía en plan bien. Y una vez ya salió una historia mía en un periódico de Barcelona”, dice. También quedó sorprendido una vez Inocencio Arias, el ex director general del Real Madrid: “La primera vez que vino, los otros clientes que iban con él le pidieron si sabía cómo me llamaba. Se lo dije y él: ‘No puede ser’. Eso fue impresionante”. El actual presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, también le ha dado juego: “Ahora ha sido demasiado. Con lo nefasto que ha sido el presidente del Barça ahora, la gente viene a comer y se ríe”, explica Pérez.

Minder, mientras, espera que esta historia amaine sin más sobresaltos: “Lo que me fastidia es que se me presenta como el más idiota del país. Si lo soy o no, al menos que no sea por esta historia”.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: