¿Se podrá romper la hegemonía de brasileños y argentinos en la Libertadores-2020?

Equipos brasileños y argentinos dominan desde hace años el palmarés de la Copa Libertadores sin mayores riesgos y, a días de la reanudación del torneo continental tras un receso de seis meses por la pandemia, se renueva el interrogante: ¿se podrá romper con esta hegemonía?

La adaptación al nuevo escenario por la covid-19 tendrá algo que decir en esta nueva etapa porque la fase de grupos se retomará no en una burbuja, sino en cada uno de los diez países sudamericanos, la mayoría con muy complicados cuadros sanitarios, salvo excepciones como Uruguay.

De las últimas 20 ediciones del principal torneo continental de clubes, 16 fueron ganadas por equipos de ambas potencias sudamericanas, una estadística que corre paralela a las diferencias económicas que se fueron ahondando en estos años.

– ¿Otra vez el Flamengo? –

Entre todos ellos, el Flamengo y River Plate, campeón y subcampeón en 2019, parecen estar un escalón más arriba incluso que sus compatriotas, aunque ya no de forma tan terminante.

El popular club carioca, que amenazaba con convertirse en la potencia continental por muchos años, navega entre dudas tras la llegada del español Domenec Torrent en reemplazo del exitoso DT portugués Jorge Jesús, ganador de cuatro torneos en 2019, dos de ellos un mismo fin de semana, la Libertadores y el Brasileirao.

Al asumir el cargo en el Fla en julio pasado, Torrent, exintegrante del cuerpo técnico de Pep Guardiola, prometió «ganar, ganar y ganar», aunque hasta ahora varía entre ganar, empatar y perder, lejos de esa máquina triunfal de apenas un año atrás.

River, el otro gran aspirante dirigido por un experto en lides internacionales como Marcelo Gallardo, corre con desventaja porque llegará al choque de la reanudación el jueves 17 ante Sao Paulo en el Morumbí sin haber jugado un solo partido, amistoso u oficial. Argentina, igual que Venezuela, son los únicos países sudamericanos donde el fútbol local sigue en receso.

Aunque ‘El Muñeco’ Gallardo no dirige un equipo de superestrellas, contagia una mística de compromiso y juego ordenado que le ha dado a River siete títulos internacionales desde 2014.

– ¿Quién podrá? –

Fuera de equipos argentinos y brasileños, Independiente del Valle de Ecuador, Libertad de Paraguay y en menor medida Junior de Barranquilla son en los papeles los que pueden plantar bandera ante los poderosos, pero aún están lejos del camino en dirección a la Copa.

El conjunto ecuatoriano, vigente campeón de la Copa Sudamericana, encara la reanudación con dos triunfos en dos partidos en el bolsillo y comparte el liderato del Grupo A con Flamengo, el monarca de la Libertadores.

En cambio, en esa misma llave Junior de Barranquilla, finalista de la Sudamericana en 2018, tiene el potencial como para pelear por la corona, con jugadores de renombre como los delanteros Teófilo Gutiérrez y Miguel Borja, pero ha perdido sus dos primeros partidos y el panorama se le plantea cuesta arriba con dos duros rivales como Flamengo e Independiente del Valle.

Hasta el receso, Libertad de Parguay dio muestras de estar a la altura con un equipo aguerrido bajo la batuta del experimentado DT argentino Ramón Díaz, que presenta batalla con dos triunfos en igual número de compromisos en el Grupo H.

– Otros tiempos –

Los uruguayos Peñarol y Nacional ya no tienen el brillo ni el poderío económico que los llevó a la cima continental en las décadas de 1960 a 1980.

«Hoy los clubes uruguayos no están en condiciones de competir económicamente contra casi ningún otro país sudamericano», menos aún si se trata de Argentina o Brasil, dice Luis Prats, autor de numerosos libros sobre fútbol celeste.

Al igual que Uruguay, Chile no puede trasladar a nivel de clubes el gran crecimiento y brillo de su selección, que en 2015 y 2016 conquistó sus dos primeros títulos de Copa América, los únicos en su historia.

Por tradición y por ser el único club que ha levantado el trofeo del máximo torneo continental (1991), Colo Colo sería el mayor candidato a pelear por la copa entre los chilenos. Sin embargo, el bajo rendimiento mostrado desde la reanudación de la liga local, con una derrota y un empate, no parece por el momento ser garantía para hacer frente a los grandes de Sudamérica.

Nada parece que vaya a cambiar en 2020 para los conjuntos bolivianos, peruanos y venezolanos, los tres únicos países cuyos clubes nunca han conquistado un título de Libertadores.

En cambio, equipos como Palmeiras, Santos y Boca Juniors engrosan la lista de aspirantes a levantar la copa en enero del año próximo en el mítico estadio Maracaná, sede de la final única de esta accidentada edición 2020.

bur-ol/ma

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: