Reforma judicial: rechazo de la oposición a la polémica modificación contra los medios

La oposición rechazó con fuerza este viernes la polémica modificación en uno de los artículos del dictamen de Reforma Judicial que incluye a los medios de comunicación entre los supuestos poderes que pueden ejercer presión sobre los jueces y que, en caso de que esto ocurra, deben ser denunciados.

La medida que apunta a controlar la actuación de los medios fue impulsada por el senador Oscar Parrilli, muy cercano a la vicepresidenta Cristina Kirchner. Integrantes de Juntos por el Cambio no tardaron en cuestionar la modificación y catalogaron la decisión de «un asalto al poder judicial que limita la libertad de prensa«.

Las palabras pertenecen al diputado nacional Mario Negri (UCR): «El dictamen es un asalto al poder judicial, limita la libertad de prensa. Este sello que le han agregado, es incompatible con la esencia de la democracia y es un sello distintivo del kirchnerismo«, aseguró en diálogo con Radio Mitre.

La modificación impuesta por Parrilli agrega la palabra «mediático» al artículo 72 inciso «E». Allí se establece: “Comunicar en forma inmediata al Consejo de la Magistratura de la Nación cualquier intento de influencia en sus decisiones por parte de poderes políticos, económicos o mediáticos, miembros del Poder Judicial, Ejecutivo o Legislativo, amistades o grupos de presión de cualquier índole, y solicitar las medidas necesarias para su resguardo”. En la versión original ese concepto no había sido incorporado.

Negri sostuvo que la reforma «está lejísimo de dar respuesta a las demandas de la gente» y catalogó la medida de un «capricho». «Tiene un olor a la ley 125 en tanto al nivel de tensión», agregó el integrante de la Cámara Baja.

A su vez, Andrés Gil Domínguez, integrante del Comité de Expertos que asesora al Gobierno, expresó en diálogo con TN su desacuerdo con la modificación de Parrilli.

«Esta facultad otorgada a los jueces es contraria a la protección que la Constitución le otorga a la libertad de expresión, en el acceso a la información. La libertad de expresión es un derecho colectivo de toda la sociedad», señaló el abogado constitucionalista.

Otra de las voces más críticas fue la de Patricia Bullrich, presidenta del PRO, que lanzó un duro mensaje a través de sus redes sociales. «Todo el proyecto de reforma judicial del kirchnerismo es espurio, pero quizás lo más llamativo es la posición en la que dejan al periodismo: licuar la libertad de expresión para sentar a los periodistas en el banquillo de los acusados. Jueces denunciando periodistas. Clarito, no?», señaló.

Más voces críticas

El titular de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro, uno de los dirigentes más cercanos a Elisa Carrió, expresó su rechazo a la modificación en Twitter.

«La Reforma Judicial no soluciona los problemas del servicio de justicia que padecen miles de ciudadanos comunes, solo persigue un único objetivo: impunidad. Pero no les alcanza, ahora legalizan la censura previa y pretenden afectar y limitar la libertad de expresión», señaló.

Por su parte el senador nacional Esteban Bullrich aseguró que el artículo 72 del dictamen impulsado por el oficialismo sobre la reforma judicial «representa un ataque directo a la libertad de prensa» y continuó con el hashtag #AsíNoSeráJusticia.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: