Reforma judicial | Alberto Fernández relativizó la ‘enmienda Parrilli’ contra los medios: «Es un agregado casi ocioso»

Alberto Fernández relativizó la llamada «enmienda Parrilli», la polémica modificación en el proyecto de reforma judicial para ir contra los medios impulsada por el senador Oscar Parrilli, que responde a la vicepresidenta Cristina Kirchner. El Presidente consideró que el cambio realizado a último momento en la iniciativa en comisiones del Senado «es un agregado casi ocioso». Esta cláusula busca condicionar al periodismo y forma parte de la propuesta que obtuvo dictamen y se trata esta semana en el Senado.

El dictamen incluyó un nuevo inciso al artículo 72 del proyecto. Se trata del inciso E, que en su versión original era el artículo 70, que obliga a «comunicar en forma inmediata al Consejo de la Magistratura cualquier intento de influencia en sus decisiones por parte de poderes políticos o económicos, miembros del Poder Judicial, Ejecutivo o Legislativo, amistades o grupos de presión de cualquier índole, y solicitar las medidas necesarias para su resguardo». A esta lista de grupos de poder el dictamen le incluyó la palabra «mediáticos».

Para el Presidente, la modificación «no cambia nada el sentido de la norma y es un agregado casi ocioso porque es casuístico». Dijo que esto se encuentra «incluido dentro del concepto de poderes económicos» y que la cláusula establece que los magistrados deben «respetar las reglas de conducta que enumeran situaciones que puede vivir un juez y pueden alterar el sentido de la Justicia».

Explicó que de acuerdo a los cambios en la propuesta los jueces «deberán informar al Consejo de la Magistratura» cuando en su consideración atraviesen situaciones en las que se consideran en las que están «condicionados». Consideró que se trata de «situaciones donde esa presión altera» la capacidad de decidir y que el objetivo es «garantizar la asepsia» en los procesos judiciales.

En diálogo con Radio 10 sostuvo que «hay algunos que no quieren que salga la reforma judicial para mantener a la corporación judicial que tanto daño nos ha hecho». Explicó que envió el proyecto al Congreso «para que se pueda debatir, siempre que sea para construir una justicia mejor». Aseguró que el Senado trató el proyecto en comisiones e introdujo varias modificaciones «escuchando a gente que piensa como el Gobierno y gente que no».

Entre las modificaciones al proyecto están la creación de cinco Cámaras de Apelaciones en el interior. Se trata de tribunales de alzada en Tierra del Fuego, Santa Cruz, Neuquén, San Juan, Catamarca, La Rioja, Jujuy, Formosa, Santiago del Estero, La Pampa y San Luis. Responde a un reclamo de gobernadores de provincias en los que estos tribunales están en otras jurisdicciones. El proyecto implicaría además la duplicación de cargos en la Justicia, entre los puestos a crear y los que faltan ser designados, consigna Clarín.

«Al país le fue mejor con el coronavirus que con Macri»

Con fuertes críticas al expresidente Mauricio Macri, Alberto Fernández dijo que a la Argentina «le fue mejor con el coronavirus que con el gobierno» de su antecesor. Defendió las medidas de su gestión como el programa de Asistencia al Trabajo y la producción (ATP), la prohibición de despidos sin causa y la doble indemnización en caso de cesantías.

Dijo que tiene indicios «que dicen que la economía se está recuperando y si la economía se recupera al ritmo que vemos que se va recuperando, es muy posible que podamos resolver muchos problemas de pobreza y de trabajo». Destacó que «la actividad industrial esta produciendo hoy en días más de lo que producía el 19 de marzo», en la época en que se implementó la cuarentena.

También reiteró sus cuestionamientos sobre el expresidente por haber elogiado la masiva movilización del 17A en contra de la reforma judicial, en plena cuarentena. Fernández consideró como «una gran irresponsabilidad» el mensaje de Macri desde Suiza, que manifestó en Twitter que se sentía «orgulloso de que miles de argentinos hayan salido a decirles basta al miedo y al atropello».

También criticó al expresidente de la UCR Ernesto Sanz, que reapareció durante un encuentro virtual con la presidenta de PRO Patricia Bullrich y planteó un escenario adverso para la economía. El mandatario dijo que era mejor cuando el dirigente radical «estaba callado» y le pidió «que se dedique a los negocios».

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: