Recuperación de EEUU parece debilitarse ante nuevos brotes

(Bloomberg) — La recuperación económica de Estados Unidos está mostrando señales incipientes de debilitamiento en algunos estados donde los casos de coronavirus registran aumentos.

El debilitamiento es evidente en datos de alta frecuencia como las reservas de restaurantes de OpenTable y se produce tras un gran repunte en la actividad a medida que las empresas reabrieron tras los cierres para controlar la propagación de covid-19.

“Estamos comenzando a ver señales muy tempranas de que las cosas se están aplanando” en algunos de los estados que reabrieron primero y ahora están registrando aumentos de casos de virus, dijo Michelle Meyer, jefa de economía de Estados Unidos en Bank of America Corp.

Es probable que el resultado sea una recuperación desigual, dijo, incluso mientras el producto interno bruto se recupera rápidamente el próximo trimestre de lo que probablemente será el hundimiento más pronunciado desde la Gran Depresión. “Va a ser a irregular”, señaló. “No va a ser un camino suave”.

Se espera que los datos de empleo que se publican el jueves lo confirmen. Los economistas encuestados por Bloomberg pronostican que las solicitudes de prestaciones por desempleo superarán 1,3 millones y habrá una ligera disminución de las solicitudes existentes a 20 millones.

“La persistencia que vemos en las solicitudes es un motivo de preocupación”, dijo Meyer. “Muestra que sigue habiendo despidos” pese a la reapertura de la economía.

Entre los estados con mayor población de Estados Unidos, Texas, Florida y California están registrando un aumento en brotes de coronavirus incluso pese a que otros, como Nueva York, registran disminuciones. En general, los condados que representan entre una tercera parte y la mitad del PIB de EE.UU. están sufriendo un empeoramiento de las tendencias en nuevos casos o muertes relacionadas con covid-19, según un análisis realizado por economistas de Deutsche Bank AG.

El índice S&P 500 se desplomó un 2,6% y los rendimientos del Tesoro cayeron el miércoles debido a que los inversores mostraron mayor preocupación por las perspectivas de la economía.

“Estamos es un juego mediocre del gato y el ratón” para controlar la enfermedad, dijo el exsecretario del Tesoro, Lawrence Summers.

Summers dijo al Club Económico de Nueva York el miércoles que el 30% de la economía tendrá que volver a cerrar de nuevo, ya sea por decreto del Gobierno o por personas y empresas que actúen por su cuenta, para evitar que la pandemia se descontrole.

El debilitamiento del impulso económico es evidente en los estados con más casos de virus pese a que las autoridades no han reiniciado los cierres, aunque eventualmente pueden hacerlo. El cambio parece reflejar más bien una mayor precaución por parte de los consumidores y las empresas ante el contagio.

“El público no es psicológicamente inmune al covid-19 y se replegará si el virus comienza a propagarse nuevamente, independientemente de las restricciones gubernamentales (o la ausencia de ellas)”, manifestaron los economistas de Jefferies LLC Aneta Markowska y Thomas Simons el miércoles en un comentario a los clientes.

Ello se aplica particularmente a los estadounidenses mayores, que corren un mayor peligro de morir si contraen el virus.

“Los baby boomers representan entre el 30% y el 35% del gasto del consumidor en este país”, señaló Peter Hooper, jefe global de investigación económica de Deutsche Bank, a Bloomberg Television el miércoles. “Si este virus continúa empeorando, el gasto del consumidor no irá a ningún lado”.

Nota Original:U.S. Recovery Looks to Be Ebbing in States With Virus Outbreaks

©2020 Bloomberg L.P.

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: