Reclamo de las low cost para que no cierren el aeropuerto de El Palomar

Cientos de trabajadores de las aerolíneas low cost se reunieron este jueves por la mañana en el acceso al aeropuerto metropolitano de El Palomar para adelantarse ante el posible cierre definitivo de la pista.

Las empresas de bajo costo dejaron de operar desde el 15 de marzo cuando el presidente Alberto Fernández decretó el cierre de fronteras y cuatro días más tarde sumó el «aislamiento social, preventivo y obligatorio» frente al avance del coronavirus en el país.

Esa situación no cambió, pero en los últimos días, tras el fin de la feria judicial, una juez se expedirá en los próximos días sobre una denuncia por parte de un vecino que exigió el año pasado el cierre definitivo del más nuevo de los aeropuertos metropolitanos en el país.

Se trata de Lucas Marisi. Este abogado consiguió en septiembre que la jueza federal de San Martín Martina Forns limitara las operaciones entre las 7 y las 22 horas. Desde entonces no hubo más despegues y aterrizajes en horario nocturno en el aeropuerto.

Pero Marisi, representante de los vecinos agrupados como Stop Flybondi, en relación a una de las aerolíneas low cost que allí operan, exigió directamente el cierre definitivo para evitar la supuesta «contaminación sonora» en la localidad bonaerense de El Palomar.

La magistrada debía expedirse a comienzos de año, pero el coronavirus, con las consiguientes cierre de fronteras y feria judicial, demoró el fallo judicial.

Mientras tanto, Flybondi aseguró que, a partir delos resultados de un informe realizado por la consultora CIO, el 82% de los vecinos encuestados de Morón, Tres de Febrero y Hurlingham respondieron que es «beneficioso» contar con un aeropuerto en la zona.

De hecho, muchos de ellos se acercaron esta mañana a la puerta del aeropuerto para defender los 10 mil puestos de trabajo que generó desde que comenzó a operar. La mayoría de esos puestos, tanto directos como indirectos, son de habitantes de esos partidos.

El Ministerio de Transporte de la Nación todavía no intervino, pero dejó entrever que tres aeropuertos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), como el de la Ciudad de Buenos Aires, San Fernando y El Palomar, «son demasiado».

En el organismo conducido por Mario Meoni consideran que podrían reconvertir una parte del Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, en Ezeiza, para operar vuelos low cost si la Justicia decide clausurar la pista de El Palomar. Sin embargo, al no tener un tren de pasajeros disponible, el dinero extra para cubrir el transporte hasta Ezeiza sería contraproducente para los viajeros que buscan vuelos baratos.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: