Por qué los usuarios de Facebook en Australia ya no pueden ver o compartir noticias en la red social

  • Redacción
  • BBC News Mundo

A woman looks at the Facebook logo on an iPad in this photo illustration taken June 3, 2018

Pie de foto,

Facebook tomó la medida en respuesta a una propuesta de ley.

Cuando los australianos se despertaron este jueves y revisaron sus teléfonos, se encontraron con que en sus muros de Facebook no aparecían noticias, ya fueran de medios locales o globales.

Y es que la red social bloqueó la posibilidad de que sus usuarios en Australia puedan ver o compartir contenido informativo, lo que generó diversos cuestionamientos sobre el acceso público a información clave.

La medida de Facebook es en respuesta a una propuesta de ley que busca que los gigantes tecnológicos paguen por el contenido de las noticias que comparten.

Empresas como Google y Facebook han argumentado que la ley no refleja cómo funciona internet y «penaliza» injustamente a sus plataformas.

El gobierno australiano asegura que seguirá adelante con la ley, que fue aprobada por la cámara baja del Parlamento el miércoles.

«Facebook necesita pensar con mucho cuidado sobre lo que esto significa para su reputación y prestigio», dijo a la cadena local ABC el ministro de Comunicaciones, Paul Fletcher.

Muchos australianos tampoco pudieron acceder a las páginas en Facebook de la policía, los servicios de emergencia, los departamentos de salud y la Oficina de Meteorología.

Mientras, quienes se encuentran fuera del país, tampoco pudieron leer ni acceder a ninguna publicación de noticias australiana en la plataforma.

Otras páginas de organizaciones benéficas, políticos, grupos deportivos y otras organizaciones que no son medios de comunicación también se vieron afectadas.

Más tarde, Facebook emitió una declaración en la que aclaraba que estas páginas habían sido «impactadas inadvertidamente» y que serían reinstaladas, aunque no dijo cuándo.

Un portavoz aseguró que la empresa había «adoptado una definición amplia» del término «contenido de noticias».

Molestias en la población

La medida de Facebook desató una reacción inmediata, con muchos australianos enojados por su repentina pérdida de acceso a fuentes confiables y autorizadas de información.

«Facebook está actuando como un gobierno opresor, restringiendo y censurando severamente el flujo de información hacia los australianos», dijo Elaine Pearson de Human Rights Watch.

El ministro de Finanzas de Australia, Josh Frydenberg, tuiteó el jueves que había tenido una discusión «constructiva» con el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg.

Pie de foto,

Google también se opone a la medida.

«Planteó algunas cuestiones pendientes sobre el código del gobierno de negociación con los medios de comunicación y acordamos continuar nuestra conversación para tratar de encontrar un camino a seguir», dijo.

El American Economic Liberties Project, un grupo antimonopolio con sede en Washington, también criticó la medida de Facebook.

«Al censurar a los editores australianos para mantener sus ingresos publicitarios, Facebook ha demostrado que es una amenaza para las democracias en todo el mundo«, dijo el director de investigación Matt Stoller en un comunicado.

La noticia sobre el bloqueo de contenido en Facebook se conoció horas después de que Google accediera a pagar a News Corp, del magnate Rupert Murdoch, por el contenido de los sitios de noticias de ese conglomerado.

Previamente Google, que había amenazado con dejar de prestar servicio en Australia, había llegado a acuerdos similares con otros conglomerados de medios australianos.

¿Qué dijo Facebook?

Facebook anunció su nueva política en Australia en una publicación el miércoles, diciendo que la legislación propuesta lo había dejado «frente a una dura elección: intentar cumplir con una ley que ignora las realidades de esta relación o dejar de permitir contenido de noticias en nuestros servicios en Australia».

«Con el corazón apesadumbrado, estamos eligiendo lo último», indicó el comunicado.

Facebook explicó que con las nuevas reglas los usuarios australianos no podrán leer ni compartir contenido de noticias en la plataforma, mientras que los editores de noticias australianos no podrán compartir ni publicar ningún contenido en las páginas de Facebook.

Pie de foto,

Facebook dice que no debe pagar por un contenido que no le pertenece.

Según la publicación del director gerente de Facebook en Australia y Nueva Zelanda, William Easton, la plataforma ayudó a los editores australianos a ganar alrededor US$316 millones el año pasado a través de referencias y publicidad.

Easton escribió que la legislación propuesta «busca penalizar a Facebook por el contenido que no tomó o solicitó».

«Esperamos que en el futuro el gobierno australiano reconozca el valor que ya brindamos y trabaje con nosotros para fortalecer, en lugar de limitar, nuestras asociaciones con los editores», dijo.

Facebook quiere tomar las decisiones

Análisis de James Clayton, corresponsal para asuntos tecnológicos de la BBC

Australia no es un gran mercado para Facebook. Y Facebook dice que las noticias no son un gran impulsor de ingresos para la empresa. Entonces, ¿por qué le importa tanto esta ley?

Lo que pasa es más una cuestión de contexto. Otros países han estado observando lo que está sucediendo en Australia. Se especula con que Canadá e incluso la Unión Europea, podrían seguir el ejemplo de Australia, algo que Facebook quiere evitar.

Facebook ya paga por algunas noticias y ha firmado acuerdos comerciales con empresas de medios en Reino Unido, por ejemplo.

Lo que Facebook quiere hacer, sin embargo, es tomar por sí mismo las decisiones.

Sus ejecutivos no quieren que los gobiernos intervengan diciéndoles que tienen que pagar por las noticias, incluso fijando el precio.

Facebook, entonces, ha decidido mostrar que hay consecuencias para los gobiernos si quieren tomar medidas contundentes contra las grandes compañías tecnológicas.

Pero eso podría ser contraproducente. El hecho de que Facebook esencialmente pueda desconectar las noticias australianas en su plataforma ya está siendo calificado de antidemocrático, incluso de autoritario, en algunos sectores.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: