Plazo fijo: por la suba de tasas, aumentó 15% la cantidad de depósitos en los bancos

Tras el último ajuste al cepo cambiario, con el acceso al dólar más restrictivo, la cantidad de plazos fijos en los bancos aumentó un 15% en el último mes, de acuerdo a datos del Banco Central.

La tasa de interés que pagan las entidades financieras subió desde abril al calor del aumento de las cotizaciones paralelas del dólar, que llegaron a tocar los $130 en el caso de la divisa blue y del contado con liquidación.

El Banco Central decidió establecer pisos mínimos de rentabilidad para los depósitos en pesos. En primer lugar, impuso a los bancos un mínimo de 26,6% -2,21% mensual- a mediados de mayo. Y desde junio, las entidades no podrán pagar menos de 30% anual.

Esto es así porque la autoridad monetaria estableció que los depósitos en pesos tengan un rendimiento equivalente al 79% de las Leliq. Ese instrumento tiene una tasa de 38%, por lo que el piso quedó fijado en 30,02% anual, que si es renovado mensualmente terminaría generando una renta de 35%.

De acuerdo a datos oficiales, hasta el 22 de junio había en el sistema financiero 1,645 billones de pesos colocados en depósitos a plazo fijo, contando solo al sector privado. Poco más de un mes antes, ese monto era de 1,436 billones.

De esa forma, el incremento mensual es de 15%, muy por encima de la inflación de ese período. Desde el BCRA destacaron que ese efecto muestra, por otro lado, que cayeron las expectativas de suba de precios para lo que queda de 2020.

«El Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) muestra que entre las diez principales consultoras que participan la proyección de inflación para este año es de 38,7%, lo que marca una inflación descendente a lo largo de todo el año», explicaron a TN.com.ar desde Reconquista 266.

Pero además del incremento en el stock de los depósitos, un fenómeno que se profundizó en las últimas semanas fue la migración de plazos fijos UVA a los tradicionales.

Según explican fuentes del mercado, la nueva normativa de tasas mínimas para los plazos fijos terminó por hacer más conveniente a los tradicionales que a los que están indexados. A fines de abril este tipo de depósitos alcanzó su récord de $58.000 millones y desde ese momento cayó 17% hasta los actuales $47.790 millones.

También descendió el monto de plazos fijos UVA precancelables, es decir, aquellos que si bien tienen una duración mínima de 90 días, pueden ser rescatados un mes después de haber realizado la inversión.

Si el ahorrista elige cancelar su plazo fijo UVA, obtendría así una tasa equivalente al 70% de las Leliq (26,6% anual). «Los precancelables bajan porque si tenés un depósito UVA es más conveniente rescatarlo a los 30 días y pasarte a tradicionales con tasa más alta», apuntó una fuente del mercado.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: