Pepe, el indestructible muro de Portugal

Cuando Cristiano Ronaldo se queda mudo en ataque, Portugal puede contar con la solidez defensiva del inoxidable Pepe, que a sus 37 años sigue dando lecciones a sus adversarios y a sus compañeros quince años más jóvenes que él.

Tras una nueva demostración el domingo frente a la Francia campeona del mundo (0-0), el jefe de la defensa lusa podría convertirse en el cuarto jugador con más internacionalidades de la historia de Portugal en el partido contra Suecia el miércoles en Lisboa, en el marco de la Liga de Naciones.

El brasileño nacionalizado acaba de superar las 110 internacionalidades del mítico defensor Fernando Couto igualando los 112 partidos internacionales de Nani, y ya sólo tiene delante de él a Joao Moutinho (125), Luis Figo (127) y Cristiano Ronaldo (167).

«Sé que edad tengo, pero también lo que puedo dar», afirmaba la víspera del reencuentro entre Portugal y Francia, el hombre que había sido elegido «jugador del partido» de la final de la Eurocopa de 2016 que la Seleçao ganó frente a los galos hace cuatro años.

El lunes, al día siguiente del empate en el Stade de France, los diarios deportivos portugueses Record y O Jogo le volvieron a dar el título de «MVP», considerando que Pepe fue «el rostro de la seguridad defensiva» de Portugal y el líder de una zaga «de cemento armado».

Decano del equipo del seleccionador Fernando Santos, firme partidario de la estabilidad del conjunto y de la consistencia defensiva, el defensa forma con el joven Ruben Dias (23 años) un eje central defensivo que desarmó a la estrella del fútbol francés Kylian Mbappé (21 años).

– Cómplice de Cristiano Ronaldo –

Y si Dias representa el futuro, como atestigua su reciente traspaso por 68 millones de euros (80,1 millones de dólares) del Benfica al Manchester City, nadie duda de que la experiencia de Pepe sigue marcando la diferencia, tanto con Portugal como con el Oporto, club al que volvió en enero de 2019 tras una temporada en Turquía, en el Besiktas.

Formado en el Corinthians Alagoano de su Brasil natal, Képler Laveran Lima Ferreira ‘Pepe’ desembarcó en Portugal con 19 años, en el Maritimo de Madeira, antes de fichar por el Oporto dos años más tarde.

Pero fue en el Real Madrid donde vivió sus días de más gloria, con 334 partidos en diez temporadas y, sobre todo, donde ganó tres Ligas de Campeones (2014, 2016 y 2017).

Es también en la capital española donde forjó su complicidad con Cristiano Ronaldo, cinco veces Balón de Oro y  capitán de la selección portuguesa, que, a sus 35 años, sigue también desafiando el paso del tiempo.

Los recientes éxito del combinado portugués, en la Eurocopa de 2016 y el pasado año en la primera edición de la Liga de Naciones, son indisociables del recorrido de estos dos amigos.

De la misma manera, el fiasco en el Mundial de 2014 en Brasil se explica también tanto por los problemas físicos de ‘CR7’ como por la derrota inaugural contra Alemania (4-0) precipitada por la expulsión de Pepe a la media hora de juego, por una dura acción sobre Thomas Müller.

Esta falta de sangre fría por parte de un jugador que ya tenía una mala reputación en ese sentido, podría haber arruinado su carrera internacional. Pero el portugués logró rehacerse e incluso mejorar con el paso del tiempo, como el buen vino de Oporto.

tsc/ng/gr/gh

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: