OMS advierte que es «demasiado pronto para aliviar» medidas por el COVID-19 en Europa

FILE PHOTO: Members of the medical staff in protective suits treat a patient suffering from the coronavirus disease (COVID-19) with a computer tomograph in the Intensive Care Unit (ICU) at Havelhoehe community hospital in Berlin, Germany, October 30, 2020. REUTERS/Fabrizio Bensch/File Photo

FILE PHOTO: Members of the medical staff in protective suits treat a patient suffering from the coronavirus disease (COVID-19) with a computer tomograph in the Intensive Care Unit (ICU) at Havelhoehe community hospital in Berlin, Germany, October 30, 2020. REUTERS/Fabrizio Bensch/File Photo

Por 19

GINEBRA, 28 ene (Reuters) – El director europeo de la Organización Mundial de la Salud, Hans Kluge, dijo el jueves que las tasas de transmisión de COVID-19 en la región seguían siendo demasiado altas, lo que sometía a los servicios de salud a una gran presión y que, por lo tanto, es «demasiado pronto para aliviar» las restricciones.

«Tenemos que ser pacientes, tomará tiempo vacunar», instó Kluge en una sesión informativa en línea. «Hemos aprendido duras lecciones: abrir y cerrar, y reabrir (sociedades) rápidamente es una mala estrategia» para tratar de frenar el contagio del coronavirus».

«Las tasas de transmisión en Europa siguen siendo muy altas, lo que afecta a los sistemas de salud y tensa los servicios, por lo que es demasiado pronto para relajar» las restricciones, dijo Kluge.

«Reducir la transmisión requiere un esfuerzo constante y sostenido. Consideren que poco más del 3% de las personas en la región han tenido una infección confirmada por COVID-19. Las áreas que estuvieron gravemente afectadas una vez pueden volver a estar afectadas».

Kluge sostuvo que un total de 35 países en Europa habían lanzado programas de vacunación con 25 millones de dosis administradas a la fecha.

«Estas vacunas han demostrado la eficacia y seguridad que todos esperábamos que tuvieran (…) esta empresa monumental le quitará la presión a nuestros sistemas de salud y sin duda salvará vidas».

Advirtió que las tasas de transmisión altas y sostenidas, y las variantes emergentes del virus hacen que sea urgente vacunar a los grupos prioritarios, y apuntó que las tasas de producción y distribución de la vacuna aún no cumplen con las expectativas.

«Esta paradoja, donde las comunidades sienten que se vislumbra un final con la vacuna pero, al mismo tiempo, están llamadas a adherirse a medidas restrictivas ante una nueva amenaza, está provocando tensión, angustia, fatiga y confusión, algo completamente comprensible en estas circunstancias».

(Reporte de Stephanie Nebehay y John Miller. Editado en español por Janisse Huambachano)

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: