Nadie quiere placebo

Un periodista de Reuters, Steve Stecklow, participa en un ensayo clínico de la vacuna de Novavax en un hospital de Londres, en octubre.
Un periodista de Reuters, Steve Stecklow, participa en un ensayo clínico de la vacuna de Novavax en un hospital de Londres, en octubre.STAFF / Reuters

El dilema es conocido y se hace cada vez más acuciante. Imagina que eres un voluntario apuntado a un ensayo clínico de una vacuna nueva, pongamos la de Novavax, una firma de Maryland. El ensayo transcurre según lo previsto, y tú sabes –por eso te apuntaste— que es esencial para saber si la nueva vacuna es segura y eficaz. Estos ensayos dividen la muestra en una mitad que recibe la vacuna y otra que recibe un placebo, sin que ni el paciente ni el médico sepan quién es quién. Sin eso no hay resultados fiables, y la vacuna de Novavax nunca llegará a aprobarse. Pero, claro, ahora sabes que hay vac…

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: