«Mucho más allá: así se hizo Frozen 2», el documental que despieza «Frozen 2»

Imágenes cedidas por Disney.

Imágenes cedidas por Disney.

Madrid, 25 jun (EFE).- Detrás de una película de animación hay muchas horas de trabajo y un gran equipo. En el caso de «Frozen 2» nada menos que 90 animadores, con al menos 17 personas encargadas de cada secuencia. Son algunos de los detalles que descubre la serie documental «Mucho más allá: así se hizo Frozen 2».
Guionistas, animadores o diseñadores son algunos de los profesionales a los que sigue esta serie, que llega a Disney + este viernes, y que muestra la paciente, larga y minuciosa labor detrás de la creación de una de las películas más taquilleras de los estudios Disney.
Para conocer el origen de este documental, la directora de la serie, Megan Harding, señala a EFE que hay que remontarse a 2014, un año después del estreno de la primera película.
«Un día en los estudios conocí a Jennifer Lee (directora de la película) y estuvimos hablando del éxito de ‘Frozen’ y de cómo la hicieron. Me quedé tan impactada que pensé ‘¡Qué lástima no haber tenido mis cámaras y haber podido grabar el proceso!'», explica.
Esa idea cautivó a Lee, por lo que cuando se confirmó la segunda parte de las aventuras de Elsa, Anna, Olaf, Kristoff y Sven le propusieron a los estudios llevar a cabo el documental.
«Afortunadamente el estudio estuvo de acuerdo y nos dio acceso a todas las reuniones y sesiones de trabajo del equipo creativo de la película; y la verdad es que estamos muy contentos con el resultado porque de esta manera la gente va a descubrir las dificultades y procesos que entraña hacer una película de animación», afirma.
«Mucho más allá: así se hizo Frozen 2», que se divide en seis capítulos de entre 30 y 40 minutos, llevará al espectador a meterse en la piel de los actores Kristen Bell (Anna), Idina Menzel (Elsa), Josh Gad (Olaf), Kristen Bell (Anna) y Jonathan Groff (Kristoff), que prestan sus voces en la versión original en inglés del filme.
También en la cabeza de la directora, guionista y directora creativa Lee. Lo que permitirá conocer cómo se creó desde la nada el Reino de Arendelle en una carrera contrarreloj para entregar la película a tiempo.
Uno de los trabajos más complejos a la hora de hacer una película de animación es precisamente el de los animadores. Wayne Unten, animador y supervisor de animación del personaje de Elsa, apunta que para hacer una película de estas características se necesitan al menos un equipo de 90 animadores, ya que por secuencia al menos trabajan 17 personas.
«Es un trabajo muy bonito, pero muy duro -declara Unten- se necesita mucho tiempo para preparar bien una escena de la película». Una de las tareas principales de los animadores es grabarse haciendo los mismos gestos que los personajes harán posteriormente, ya que es la única manera de que quede «lo más realista posible».
El supervisor de animación reconoce a EFE que la realización de algunas escenas fue «muy complicada». Y la que más trabajó costó al equipo fue la final, donde Elsa intenta llegar al Ahtohallan y para ello tiene que cruzar un océano en tempestad.
«El mar oscuro fue la escena más desafiante, porque no solo es más costoso el animar los objetos, como el mar en este caso, si no que además teníamos que hacer que estuviera en constante movimiento, y eso era un gran reto para nosotros como animadores», explica.
Pero, una vez que vieron la escena terminada, Unten declara que se emocionaron: «Es una cosa que nunca habíamos hecho y que tampoco se había visto en la animación hasta ahora», expone. Y asegura que el poder haber sacado una película así y que, además, fuera un éxito de taquilla (superó incluso a la primera) hacen que ame aún más su trabajo.
Durante los seis capítulos, también se podrá conocer mejor la labor de los actores que ponen voz y dan vida a los personajes. Además de explicar y mostrar cómo hicieron su trabajo, se les ve emocionarse y disfrutar con ello.
Hay dos escenas que destacan sobre el resto. Una cuando graban con la orquesta «Mucho más allá» y todo el equipo se emociona al ver cómo queda la canción. La otra, cuando Kristen Bell canta «Hacer las cosas», un tema con mucho sentimiento, ya que Anna acaba de perder a Elsa y a Olaf, pero no puede detenerse a llorar como ella querría. Tiene que salvar Arendelle.
Todo ello se puede ver en un documental que recoge, por primera vez, el proceso creativo de una película de Disney. Un filme que se convirtió en la cinta de animación más taquillera de la historia, con una recaudación de 1.450 millones de dólares (unos 1.292 millones de euros).
Silvia García Herráez

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: