Messi y su inicio de Liga más extraño

Tras hacer temblar los cimientos del Barcelona con su amago de salida, el astro argentino Lionel Messi encara un nuevo campeonato liguero, en un equipo en reconstrucción y en el que podría no contar con uno de sus mejores escuderos, el uruguayo Luis Suárez.

El capitán azulgrana ya inició su entrenamiento con el grupo el miércoles, para alivio de los aficionados culés, que ven que podrán contar una temporada más con su ídolo.

«A Messi se le vio ayer incluso sonreír. Ha aceptado lo que le toca este curso y ya lo que venga más adelante será lo que tenga que ser», escribió este jueves el diario deportivo catalán Sport.

El astro argentino, incluso, acudió este jueves a entrenarse, pese a que el equipo tenía día de fiesta, una imagen con la que parece ir diluyendo poco a poco la del burofax del 25 de agosto con el que anunciaba su intención de salir del club.

Messi mantuvo el pulso desde entonces y no acudió a los entrenamientos la pasada semana como muestra de firmeza, aunque finalmente dio marcha atrás para evitar ir a juicio y reapareció esta semana en las prácticas esforzándose como el que más.

– Implicación –

«No iré nunca a juicio contra el Barça, es el club que amo, que me ha dado todo desde que llegué, el club de mi vida. Voy a continuar en el Barça y mi actitud no va a cambiar porque haya querido irme», dijo Messi en una entrevista con Goal.com, en la que criticó a la actual directiva barcelonista.

«Una vez confirmada su permanencia en el Camp Nou, nadie duda de que Leo va a implicarse al máximo por el bien del club de su vida», consideró Sport.

El capitán azulgrana cuenta todavía con dos semanas para ponerse a punto ya que el Barcelona no empezará a competir en LaLiga, que comienza el sábado, hasta el próximo fin de semana del 27 de septiembre contra el Athletic de Bilbao.

Tras la desastrosa pasada campaña, en el que el Barça no ganó ningún título, Messi reiteró que quiere ser competitivo en esta nueva temporada en la que el equipo azulgrana inicia una reconstrucción, en la que el astro argentino será, probablemente y pese a todo, una pieza clave a las órdenes del nuevo técnico azulgrana, Ronald Koeman.

«Es el mejor del mundo y al mejor lo quieres tener en tu equipo y no en el contrario. Me encantaría tenerlo porque él gana partidos», aseguraba en su presentación Koeman, que, según la prensa española, ya se ha reunido con Messi para pedirle dejar atrás lo ocurrido estos días.

– Conexión con Griezmann –

Sin embargo, el nuevo técnico ya dejó ver que no cuenta para esta temporada con Luis Suárez, uno de los principales escuderos de Messi, al que la prensa sitúa en la Juventus, pero que, por el momento, sigue acompañando a su amigo argentino.

En el nuevo Barça de Koeman, Messi seguramente deberá buscar una mayor conexión con el artillero francés Antoine Griezmann, al que el técnico holandés ya ha dado su bendición.

La pasada temporada, el argentino y el francés no acabaron de conectar del todo.

«Ha sido parecido a lo que me sucedió con Mbappé, al principio no nos encontrábamos y necesité tiempo para encontrarme con él. Con Messi va a ir todo a mejor», explicó Griezmann el miércoles en una entrevista con la cadena RTL recogida por medios españoles.

Junto a ambos parece buscarse un hueco el joven Ansu Fati, que no podrá tener mejor referente que el argentino para su crecimiento en un nuevo Barça, que quiere borrar la mala imagen de la pasada temporada, todavía de la mano de su capitán.

Para Messi empieza una extraña Liga, que está por ver si será la última con la camiseta azulgrana.

gr/dr

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: