Maestros del zen y del Zoom

“Ya les ha enseñado usted a atarse los cordones?». Jordi Llovet, una eminencia de la literatura comparada, recuerda en sus memorias —Adiós a la universidad (Galaxia Gutenberg)— lo que José Manuel Blecua, una eminencia de la filología hispánica, le preguntaba cuando volvía al despacho tras la primera clase de cada curso. Para ambos, el magisterio empezaba por lo más básico. De ahí la opinión de Llovet de que en las Humanidades es mucho más importante la docencia que la investigación. Y de ahí el libro que acaba de dedicar a Miquel Batllori, Martí de Riquer, José María Valverde, Antoni Comas y el propio Blecua. El título lo dice todo: Els mestres. Si no fuera porque nunca pierde el humor, leer al doctor Llovet produciría una melancolía insondable en estos tiempos de teletrabajo y “presencialidad híbrida”.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: