Los ADR argentinos en Wall Street subieron hasta 12% y repuntaron los bonos por expectativas de acuerdo con acreedores

Después de las fuertes caídas registradas en la mayoría de los mercados bursátiles el miércoles, con pérdidas entre 2 y 3 por ciento en los principales indicadores de las bolsas de Nueva York rebotaron un 1% este jueves.

En ese marco, las acciones argentinas que se operan bajo certificación ADR en dólares progresaron hasta 11,9% encabezadas Banco Supervielle. Además de los bancos, destacaron las ganancias en los títulos ligados al sector energía.

Así, los bonos soberanos de referencia en dólares operan con una importante alza promedio de 3%, con un riesgo país de JP Morgan que escaló unos 31 enteros para la Argentina, a 2.544 puntos básicos. Las paridades abarcan un rango que va de 35 a 56 dólares.

Los títulos argentinos se beneficiaron en las últimas horas de la decisión del proveedor de índices financieros MSCI, que mantuvo a la Argentina dentro del listado de países emergentes, cuando el consenso del mercado esperaba que fuera degradado a “frontera”.

MSCI precisó que “seguirá consultando sobre índices de Argentina y advierte sobre una posible reclasificación potencial” ya que “los inversores institucionales internacionales continúan sujetos a estrictos controles de capital que se implementaron en septiembre de 2019, lo que hace que sea imposible acceder al mercado de renta variable nacional”.

El panel líder S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) ascendió 3,9%, a 41.966 puntos.

Tras unos meses potentes para los mercados, en los que las acciones mundiales rebotaron casi un 40%, el nerviosismo por el impacto del COVID-19 está otra vez al alza.

En Estados Unidos, los estados de Florida, Oklahoma y Carolina del Sur reportaron aumentos récord de casos nuevos el miércoles, mientras que Australia registró su mayor alza diaria en dos meses.

“Durante el rápido rebote desde los mínimos de marzo, es probable que los mercados de valores se precipitaran un poco”, indicó el gestor de carteras DWS en un reporte trimestral reproducido por Reuters.

Ante la presión añadida de las inminentes revisiones de carteras de mitad de año, los inversores buscaban refugio en la tradicional seguridad de los bonos gubernamentales y el oro.

El Fondo Monetario Internacional informó el miércoles que espera que la producción mundial se contraiga un 4,9% este año, por encima del 3% previsto en abril. Para la Argentina proyectó una contracción económica de 9,9% para todo 2020.

El rendimiento de los bonos referenciales del Tesoro estadounidense a 10 años y el de los Bunds alemanes se hundía a mínimos de 10 días del 0,66% y el -0,47%, respectivamente, aunque seguía dentro de sus rangos recientes.

En los EEUU, los datos de pedidos semanales de ayuda por desempleo mostraron que la débil demanda está obligando a los empleadores estadounidenses a despedir a trabajadores pese a la reapertura de los negocios. Las solicitudes totalizaron una cifra desestacionalizada de 1,48 millones en la semana al 20 de junio, desde los 1,54 millones de la semana previa.

A la agitación se sumaron señales en el frente comercial y la incertidumbre política. Washington agregó bienes por USD 3.100 millones a una lista de productos europeos elegibles para ser gravados, al tiempo que determinó que las firmas Huawei y Hikvision son propiedad o controladas por el Ejército de China.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: