Los activistas que vencieron a Facebook denuncian a Apple por rastrear sin consentimiento a los usuarios de iPhone

Una mujer pasa por delante de una tienda Apple en Taipéi, Taiwán, el 15 de noviembre
Una mujer pasa por delante de una tienda Apple en Taipéi, Taiwán, el 15 de noviembreDPA vía Europa Press / Europa Press

Apple viola la legislación comunitaria al rastrear sin su consentimiento a los usuarios de iPhone, según la demanda que ha presentado la organización Noyb ante los juzgados de España y Alemania. Según este grupo, cada terminal inserta un código único en los terminales, denominado IDFA (Identificador para Anunciantes), que permite a Apple y a todos los desarrolladores de aplicaciones para el iPhone ver cómo se comportan los usuarios sin su conocimiento o acuerdo. El grupo Noyb está presidido por el austríaco Max Schrems, de 25 años, quien fue el impulsor de la demanda contra Facebook que culminó el verano pasado con la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) que tumbó el principal mecanismo legal que emplean miles de compañías para mandar datos desde la Unión Europea a Estados Unidos.

El IDFA permite a Apple y a todas las aplicaciones instaladas en el teléfono rastrear a un usuario y combinar información sobre el comportamiento online y con el móvil. Este identificador funciona, en la práctica, como una cookie. Las cookies (galletas, en inglés) son archivos de texto que se instalan en el ordenador cuando se visita una página. Algunas son fundamentales para la navegación, ya que permiten identificarse sin tener que introducir de nuevo el nombre de usuario o la contraseña. Otras dicen a la web qué navegador se está usando, desde dónde se conecta o cómo se quiere ver la página. Pero muchas otras sirven para rastrear la navegación, dibujando un patrón de conducta en la red valioso para las empresas de publicidad.

El IDFA, de esta manera, viene a ser una matrícula digital, como la califica la demanda presentada en España. Cada acción del usuario puede relacionarse con esta matrícula, y ser utilizada posteriormente para construir un perfil detallado sobre el propietario del móvil, sobre sus preferencias y su comportamiento. “En realidad, sabemos muy poco de lo que hace Apple con esta información”, admite Stefano Rossetti, abogado de Noyb especializado en protección de datos. “Las posibilidades son interminables”.

Así, dado que la legislación de la UE es “tecnológicamente neutra” y no especifica que se refiera exactamente a cookies, Rosetti considera que instalar este tipo de archivos requeriría el consentimiento del usuario. En vez de eso, Apple coloca estos códigos de rastreo sin el conocimiento o acuerdo de los usuarios. Nyob rechaza, en todo caso, que se instalen en primer lugar estos códigos de rastreo en los móviles. “La legislación de la UE protege nuestros dispositivos de un seguimiento externo”, explica Rosetti. “El rastreo solo se permite si los usuarios lo consienten explícitamente. Esta regla, asegura el abogado, se aplica independientemente de la tecnología utilizada. “El IDFA no solo debe ser restringido, sino permanentemente eliminado», resalta Rosetti. «Los teléfonos inteligentes son el dispositivo más íntimo para la mayoría de la gente y deben estar libres de rastreadores por defecto”.

Para desactivar IDFA para terceros, hay que ir a ajustes del sistema/privacidad/publicidad/anuncios personalizados. El sistema operativo iOS no da la oportunidad de ver el IDFA, aunque hay aplicaciones gratuitas en la App Store que permiten descubrirlo. Google cuenta con un código similar, llamado AAID o GAID. También existe una demanda de Nyob para frenar su uso, presentada ante las autoridades austríacas, que están decidiendo si asumen el caso o lo remiten a sus homólogos en Irlanda.

Apple había anunciado en junio que iba a retocar el iOS 14, el último sistema operativo disponible, para que las aplicaciones de terceros tuviesen que pedir permiso antes de acceder al IDFA de un teléfono. En septiembre pasado, sin embargo, la compañía anunció que retrasaría los cambios hasta 2021, “para dar a los desarrolladores el tiempo que necesitan” hasta “principios del próximo año”.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: