Las islas del Pacífico instan a los gobiernos a «tomarse en serio» el cambio climático

Los dirigentes de las islas del Pacífico pidieron el viernes que las cuestiones relativas al cambio climático sean «tomadas en serio», un día antes de una reunión sobre ese tema organizada por la ONU, el Reino Unido y Francia.

A causa de su poca altitud, las pequeñas islas del Pacífico están particularmente expuestas al aumento del nivel del mar y a los ciclones, cada vez más potentes.

Durante una reunión virtual del Foro de las Islas del Pacífico (FIP), el primer ministro de Fiyi, Frank Bainimarama, subrayó que los avances en la lucha contra el cambio climático están en punto muerto desde la firma del Acuerdo de París sobre el clima.

«Nosotros, las naciones del Pacífico, debemos, por nuestro pueblo y por toda la humanidad, alzar todavía más la voz para exigirle a los grandes emisores [de CO2] que intensifiquen sus acciones y sus compromisos en materia climática», declaró.

«Sin ello, perderemos nuestras casas, nuestro estilo de vida, nuestro bienestar y nuestros medios de subsistencia», recalcó el primer ministro. «Ha llegado el momento de ponerse serios».

«Todos firmamos el Acuerdo de París, ahora hagamos todo lo necesario para ponerlo en práctica», añadió.

El Acuerdo de París sobre el clima, alcanzado en diciembre de 2015 por 195 países miembros de la ONU y firmado en 2016, busca limitar el aumento de la temperatura a 2 ºC, o incluso 1,5 º C.

Bainimarama consideró que las temperaturas del planeta podrían subir hasta 5 ºC para 2100, lo que supondría una catástrofe, sobre todo para los países del Pacífico.

«Rechazo dejar que los fiyianos y nuestros hermanos y hermanas de las islas del Pacífico sean las cobayas que se sacrifiquen a cuenta de los países mineros y de las empresas» altamente contaminantes, declaró.

«No debemos quedarnos de brazos cruzados y mirar a los países más vulnerables del mundo sufrir [todo eso], sino simplemente avisar a los países más ricos de que ellos padecerán muy pronto el mismo destino».

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, declaró la semana pasada el estado de «emergencia climática» ante el Parlamento, subrayando la necesidad de que se actúe más rápidamente en ese ámbito, por el bien de las generaciones futuras.

ns/qan/juf/jvb/pc

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: