Las causas de la baja del dólar blue: ¿caída circunstancial o tendencia en el tiempo?

Sin embargo, el lunes anotó un descenso de $5 y este martes cayó otros $9 hasta los $181, con una compresión de la brecha de casi 20 puntos hasta el 131% (aún altísima).

Pero, cuáles son las causas que explican estos retrocesos en forma consecutiva del blue. ¿El viernes tocó un techo momentáneo o la baja puede mantenerse en el tiempo? ¿Se trata de una simple caída forzada por “manos amigas” del Gobierno o, comenzaron a tener efecto algunas de las medidas adoptadas por el Ministro de Economía, Martín Guzmán?

A continuación, algunas explicaciones que circulan en el mercado, recogidas por Ámbito, y que intentan poner algo luz a la caída del dólar en el “mercado negro”.

Rumores de “manos amigas”, fin de mes, y precios de pánico

Según algunas fuentes del mercado informal, entre lunes y martes estuvieron apareciendo en las cuevas varias olas de ventas, de unos u$s200.000 cada una, ofreciendo un precio $2 abajo del valor del mercado. Algunos operadores atribuían la jugada a “manos amigas” del Gobierno, aunque otros la adjudicaban a privados independientes. “Hoy aparecen las mismas versiones de intervención del lunes”, dijo una fuente del mercado.

Al mismo tiempo, en la última semana de cada mes, reaparece la oferta de dólares en las cuevas ante la mayor necesidad de pesos, algo que dota de mayor liquidez a una plaza muy acotada. “Estamos en el fin de mes donde las empresas tienen que juntar los pesos para afrontar el pago de salarios, lo que suma presión para que los precios bajen”, indicó el analista financiero Salvador Di Stefano.

Por su parte, para el analista Christian Buteler, “seguimos dentro de la volatilidad que veníamos teniendo en los últimos días. Algunos empezaron a entender que los precios que se estaban pagando de $195 el blue, y $181 del CCL eran valores de pánico, que no se correlaciona con algo real”.

Igualmente, Buteler resaltó que “falta mucho para tranquilizar el mercado”. “Tanto el Gobierno como el Banco Central deberían profundizar algunas de las medidas que tomaron como para hacer que el nuevo precio de referencia o valor en el que se estabilice el tipo de cambio libre no sean tan altos como los que estamos viendo hoy”, sostuvo.

Mega licitación con bono atado al dólar

Entre lunes y martes, la plaza paralela del dólar careció de compradores genuinos de divisas dada la expectativa que generaba la licitación de bonos que realizó este martes el Ministerio de Economía con el fin de absorber liquidez. La licitación de cinco bonos anunciada por el Ministerio de Economía incluyó un bono vinculado al dólar (dollar linked).

«Creo que el mercado paralelo del dólar se destruyó por la licitación», dijo un operador, y añadió que «la plaza estuvo muy acotada y no aparecieron compradores de billetes».

Finalmente tras el cierre del mercado, se conoció que el Gobierno logró captar $ 254.671 millones. Solo el bono atado a la moneda norteamericana recaudó el equivalente en pesos a u$s1.660 millones, y la tasa que se pagará será del 0,10%.

“La emisión podría servir para aplacar las expectativas devaluatorias en el muy corto plazo. Sin embargo, la emisión de deuda en sí misma podría diluirse rápidamente si no es acompañada por un claro sendero fiscal/monetario para los próximos meses”, resaltó Leonardo Chialva, socio director de Delphos Investment.

Menor emisión y algunas señales de ordenamiento fiscal

Por otro lado, algunos analistas atribuyen la caída del blue a causas monetarias y fiscales observadas en las últimas semanas. “Entre los factores que explican el retroceso del paralelo, aparece en primer lugar, que el Banco Central ha dejado de emitir pesos. En segundo lugar, el Tesoro nacional le está devolviendo al BCRA los adelantos transitorios, con lo cual restringe la cantidad de moneda del mercado. En tercer lugar, el Tesoro se dedicó a manejar la liquidez del mercado para financiar el déficit fiscal”, señaló Di Stéfano.

“Estamos en un escenario en donde no habrá más emisión de moneda, la restricción al acceso de la liquidez se hace más importante, y además sube la tasa de interés activa que la empezás a ver a través del cambio de cheques, que ya ha llegado a niveles del 40%, 44% a 180 días”, añadió Di Stéfano.

El socio director de Delphos recordó que “agosto fue un gran mes en materia de no monetización del déficit. Pero septiembre fue un desastre”. Ahora “octubre sería otro mes de racionalidad”, estimó y se preguntó: “¿Qué Argentina tendremos en los próximos meses? El deficitario mes de diciembre, ¿Cómo se va a financiar?”. Respondió: “Sin un ancla fiscal/monetaria para los próximos 3/6 meses, la emisión de los bonos dollar linked solo serviría para aplacar las cosas transitoriamente, para luego pasar a complicarse aún más el panorama. Tal vez nos viene a la cabeza la emisión de Letras en dólares en la última etapa de Caputo al frente de la gestión económica”.

Intervención y baja en dólares financieros impulsó el regreso del “puré”

Lo había adelantado el ministro Guzmán semanas atrás y lo terminó de confirmar el presidente Alberto Fernández este martes: «Intervenimos sobre el CCL para que entiendan que no pueden hacer lo que quieren». Después de tocar los $181 el jueves de la semana pasada, el contado con liqui bajó a $163, mientras que el MEP retrocedió de $171 el miércoles pasado a $153 este martes.

Es decir, una baja de 10% en menos de una semana, a partir de la venta de bonos (a un costo muy alto: tasas de hasta 17% anual en dólares tras el derrumbe del precio de los títulos en los últimos dos meses) por parte de organismos oficiales (ANSES y BCRA). A esto hay que sumarle algunos llamados de la CNV hacia los agentes de bolsa para que limiten la negociación del arbitraje de bonos – según fuentes del mercado-, junto con los efectos de cierta flexibilización -anunciada la semana pasada- en la operatoria del dólar CCL y MEP, como la reducción de días de parking o la posibilidad de que inversores no residentes puedan volver a efectuar esta negociación luego de ser prohibidos a medidos de septiembre.

Estos fuertes retrocesos impulsaron indefectiblemente el regreso del “puré”. “La intervención oficial en el dólar MEP ocasionó que los inversores se vean tentados a realizar un arbitraje desde éste hacia el dólar informal con la intención de monetizar la diferencia entre ambas cotizaciones”, explicó Sergio Morales, fundador de Interfinance.com.ar.

En pocas palabras: un ahorrista que, por ejemplo, hoy cuenta con u$s1.000 los puede vender en el mercado informal a $180 ($180.000) y recomprar la misma cantidad de dólares en la Bolsa a $160 ($160.000), obteniendo una ganancia -sin contar comisiones ni parking- de $20.000.

“Por supuesto, esta operación está generando presión a la baja en la cotización del dólar informal, por lo que la evolución de su precio dependerá de si el Gobierno logra mantener el dólar MEP en estos precios, caso contrario este volverá a retomar el camino alcista iniciado en semanas previas”, completó Morales.

Qué precio espera el mercado en las próximas semanas, y hasta fin de año

En el mercado, los operadores creen que el blue va a ir buscando un valor más de equilibrio del dólar. «Probablemente no volvamos nuevamente a los $130, pero tampoco a $195», afirma Buteler. Aunque aclara que “esto dependerá obviamente de cómo siga gestionando el gobierno, y cuáles son los parámetros que vaya marcando. Las medidas que vimos hasta ahora han sido insuficientes para tranquilizar. Hoy está la licitación de un nuevo bono dollar linked, que puede dar algo de tranquilidad, al retirar pesos del mercado. Creo que se va a ir armando otra realidad”.

Asimismo, Di Stefano aventuró que “en noviembre empieza aumentar la demanda de dinero porque tenemos un diciembre con el aguinaldo, mayores ventas, y se necesita capital de trabajo, por lo que es muy probable que la presión sobre el dólar blue pieza disminuir y termine el año debajo de los $200”.

Explicó que «todo este contexto auspicioso para el Gobierno en el corto plazo es, sin embargo, un escenario difícil de afrontar de cara a enero de 2021 cuando venga el reflujo de la liquidez de diciembre y ahí se pueda producir algún problema importante en el mercado”.

No obstante, los analistas ponen el foco en lo que hará el Gobierno de aquí a fin de año, con respecto a la negociación y un eventual acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, si consigue fondos frescos para incrementar las reservas, ya sea del FMI, como con otros organismos internacionales, como el BID y el Banco Mundial.

Sergio Chodos, el representante del país ante el FMI, sostuvo este martes que el Gobierno podría solicitar una partida adicional de dinero del FMI en el marco de las negociaciones que lleva adelante el país con el organismo para renegociar un acuerdo de 2018. En una entrevista con Radio La Red desde Washington dijo que el Gobierno podría acordar recibir dinero fresco aunque descartó que sea por un monto «exorbitante». Argentina y el FMI se encuentran renegociando un crédito que otorgó el organismo en 2018 por el que el país ya recibió unos 44.000 millones de dólares.

Otro foco de atención son las intervenciones diarias del Banco Central, que no para de vender divisas en el mercado oficial para asistir a la acotada demanda habilitada, lo que marca que tuvo poco efecto la baja de retenciones a la soja y derivados, y no logró impulsar la oferta de divisas en niveles esperados por el Gobierno. Las intervenciones negativas de la autoridad monetaria se reflejan luego en el nivel de reservas que, salvo pocas excepciones, bajan todos los días, presionadas además por el drenaje de los depósitos en dólares. Por último, los analistas también siguen de cerca el nivel de depósitos en pesos, dado que si no se mantienen en los niveles actuales, habrá otro foco de presión para el dólar blue.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: