La Sagrada Familia no se acabará en 2026, “si no hay un milagro”

El coronavirus ha acabado con el sueño de los responsables de la Sagrada Familia, el templo expiatorio de Antoni Gaudí, de poder terminar los trabajos en 2026, coincidiendo con el centenario de la muerte del arquitecto. La falta de visitantes, sobre todo de extranjeros que representan el 94% del total, y la de previsiones de que la situación revierta en los próximos meses, ha hecho saltar por los aires la fecha largamente anunciada en los últimos años. “Si no hay un milagro los trabajos no podrán terminarse en 2026 como habíamos previsto”, anunció, contundente, Esteve Camps, presidente delegado de la Junta Constructora, ayer, durante el encuentro anual con los medios previo a las jornadas de puertas abiertas por las fiestas de la Mercè de Barcelona.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: