La pretemporada será tranquila en cuanto a fichajes en el Liverpool, asegura Klopp

El Liverpool no hará locuras esta pretemporada en el mercado de fichajes,  explicó su  entrenador Jürgen Klopp, debido a la crisis económica ligada al COVID-19, pero también porque está satisfecho con su grupo.

El primer título de campeón de Inglaterra desde hace 30 años no ha hecho cambiar de idea a los Reds, que continuarán su política de fichajes tranquila.

«El COVID ha influenciado evidentemente en los dos sentidos, las llegadas y las salidas, y no será muy probablemente la pretemporada más agitada del mundo», admitió a pocos días del partido del paso de testigo contra Manchester City, entre el anterior y el nuevo campeón.

«Tal vez un poco más tarde este año, si la ventana de fichajes está todavía abierta, sabremos algo más», lanzó.

«Pero este equipo… ¡Mírenlo! No es una plantilla que debamos cambiar ahora diciendo ‘OK, necesitamos a alguien en este puesto o en este otro», recordó el alemán.

«No podemos gastar millones porque nos da la gana o porque quedas bien haciéndolo. Nunca hemos querido eso», añadió Klopp, cuya última gran compra fue el guardameta brasileño Alisson, por 65 millones de libras (80 millones de dólares) a la Roma, un récord en ese puesto.

Después solo han llegado jóvenes prometedores como Harvey Elliott o el holandés Sepp van den Berg, un guardameta suplente (el español Adrián San Miguel) y el japonés del Salzburgo Takumi Minamino, por apenas 8 millones de euros (9 millones de dólares).

Recientemente, los Reds rechazaron pagar la cláusula de rescisión de 60 millones de euros (67,4 millones de dólares) pedida por Leipzig por el delantero Timo Werner, que finalmente se fue al Chelsea.

Liverpool, en cambio, protegió a todos su mejores jugadores, en su mayoría con contrato aun por tres o cuatro temporadas más.

Y la presión suplementaria que rodea al club la temporada próxima, cuando tenga que defender su trofeo, no preocupa a Klopp.

«He oído a la gente decir que el verdadero desafío es ganar dos veces seguidas (el título), pero es algo divertido. Es algo claramente inglés», comentó.

«Cuando con el Borussia Dortmund fuimos campeones en 2011, nadie nos dijo que debíamos a toda costa ganar una segunda vez», concluyó.

jw-hap/av/psr/dr

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: