La misteriosa desaparición del chamán-científico llega al cine

El 8 de diciembre de 1994 el neurofisiólogo mexicano Jacobo Grinberg-Zylberbaum, de 47 años, desapareció de la faz de la Tierra. El que era considerado —como sagazmente le define su hermano— “un chamán para los científicos, un científico para los chamanes” no acudió ni a sus clases ni a su laboratorio. Grinberg no era un estudioso más. Conocido por ampliar el estudio de la consciencia para evidenciar la existencia de la telepatía, prolífico escritor tanto de ficción como de ensayo, conferenciante solicitado por todo el planeta y con extrañas conexiones con el mundo del poder, el mexicano era un personaje relevante en la contracultura de los ochenta, como bien explica un periodista de Los Angeles Times en el documental El secreto del doctor Grinberg, de Ida Cuéllar, que ayer inauguró la sección a concurso de documentales del festival de Málaga.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: