La mamá de Facundo Astudillo, tras la reunión con Alberto Fernández: «No les voy a dar el gusto de quebrarme porque me tocaron a un hijo»

El presidente Alberto Fernández recibió este lunes a Cristina Castro, la mamá de Facundo Astudillo Castro, en la Quinta de Olivos. Tras hablar unos minutos a solas, luego se sumaron la ministra de Seguridad de la Nación Sabina Frederic y los abogados de la familia.

A la salida del encuentro, la mujer del hombre que está desaparecido desde el 30 de abril, realizó una conferencia de prensa en la sede de Amnistía Internacional Argentina. Allí, dio detalles de lo sucedido en Olivos: «Lo miré a los ojos al Presidente y le pedí que todo esto rápidamente salga a la luz para que se sepa la verdad. Él ha sido muy sincero, pero no puedo contar mucho más».

En cambio, Cristina apuntó contra Sergio Berni: «Le pido que deje de hacer un show mediático y se ponga a trabajar porque muchos chicos detenidos aparecen suicidados en las comisarías de la provincia. Tal vez Berni no está acostumbrado a que lo enfrenten por su condición de hombre, pero yo sí le voy a hacer frente».

El joven de 23 años fue visto por última vez el 30 de abril cuando viajaba desde Pedro Luro a Bahía Blanca. Aunque la semana pasada encontraron restos óseos y una zapatilla que ella identificó como la de su hijo, los peritos forenses recién comenzarán la autopsia este martes.

«El gobernador me llamó varias veces. Me gustaría volver a hablar con él, pero su ministro está tratando de ensuciar todo. Kicillof debería abrir un poco más los ojos«, agregó Cristina.

Más temprano, Luciano Peretto, uno de los letrados de la familia, advirtió que los restos óseos encontrados la semana pasada podrían haber sido sometidos a un proceso de ácido o cal luego de que a la médica forense Virginia Creimer, que integra la querella, le llamara la atención «la situación de hueso blanco» del cadáver.

Tanto la mamá como el abogado sospecharon que al cuerpo lo «plantaron» en el cangrejal de Villarino porque ese sitio es de difícil acceso. Peretto describió: «Donde no es monte uno se queda parado diez segundos y se empieza a hundir».

Para sostener esa afirmación, la querella aseguró que un testigo, que hasta ahora no declaró, dijo extraoficialmente que vio «movimientos extraños» en esa zona. Por eso, los abogados de la familia le pedirán a la jueza federal de Bahía Blanca María Gabriela Marrón que lo cite a declarar. «No sé si la zapatilla fue una torpeza más de este plan de encubrimiento o un mensaje», lanzó Leandro Aparicio.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), asistidos por la médica forense Creimer, llevarán adelante el martes la autopsia en el Cuerpo Médico Forense (CMF) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El 5 de septiembre podrían estar los resultados.

El día del hallazgo, Cristina expresó que para ella se trata del cuerpo de su hijo: «Mi instinto de mamá me dice que es Facu». El EAAF levantó los restos óseos, garantizó la cadena de custodia para que nadie más pudiera tener acceso y los guardó en el CMF para analizarlos.

Cristina habló por última vez con Facundo el 30 de abril. El joven había sido detenido más temprano en un retén de Mayor Buratovich por haber dejado su casa sin el permiso obligatorio para transitar. El 5 de junio finalmente denunció la desaparición para activar el protocolo de búsqueda de paradero. Aunque tras cien días de investigación encontraron un cuerpo, para la mamá tuvo responsabilidad la Policía Bonaerense.

«Me encantaría estar en mi casa con Facu y mis nietos, pero lamentablemente no es así. Esto se tiene que acabar. Suicidan a nuestros hijos en las comisarías o los tiran en un cangrejal. Estamos en democracia. No tiene que pasar más. No les voy a dar el gusto de quebrarme porque me tocaron a un hijo», se prometió.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: