La librería de barrio se arma contra Amazon y defiende su labor “esencial”

El pequeño librero, el virus y el gigante digital. La situación que vive el sector del libro suena como el título de una fábula. Un cuento, eso sí, algo sombrío, lleno de esperanza, pero también de batallas y preocupaciones. El lema Mi librería es de barrio, escogido para celebrar, hoy viernes, el día de estos establecimientos, es también una declaración de intenciones. Y de resistencia: frente a la pandemia, los cierres y, también, Amazon. Ante las amenazas que oscurecen su futuro, los libreros están festejando con una miríada de actividades en todo el país. Al público, piden participación y compras. Y al Gobierno, apoyo.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: