Kosovares defienden «guerra justa» tras acusación contra su presidente

Partidarios y detractores del presidente kosovar Hashim Thaçi defendieron la guerra de independencia horas después que el jefe de Estado fuese acusado por crímenes contra a humanidad durante el conflicto de Serbia.

Fue una «guerra pura y justa. La defendemos, ahora y siempre», sostuvo el partido de izquierda Vetevendosje, hostil a Thaçi, quien fue el comandante político de la guerrilla independentista albano-kosovar (UCK) que se rebeló contra Belgrado hace más de 20 años.

«El Ejército de Liberación de Kosovo hizo una guerra pura, que llevó a la libertad y creación de la República de Kosovo», escribió por su lado el ex primer ministro y ex guerrillero Ramush Haradinaj en su cuenta en Facebook.

Thaçci y otros varios dirigentes fueron acusados el miércoles por fiscales del Tribunal especial de La Haya por presuntos crímenes de guerra y contra la humanidad durante el conflicto de 1998-1999.

Estos crímenes «incluyen centenares de víctimas conocidas de origen albanés, serbios, gitanos y otros orígenes, así como a opositores políticos».

El presidente de la ex provincia serbia estaba el jueves en ruta de regreso a Kosovo tras acortar una visita a Washington prevista para discutir las difíciles relaciones con Serbia.

Thaçi se abstuvo de comentar las acusaciones, pero en su cuenta en Facebook ahora figura el logotipo de la guerrilla.

En el pasado el presidente dijo que es inocente y que «no tiene nada que ocultar».

– «Tribunal injusto» –

El conflicto provocó 13.000 muertos, en su mayoría albaneses. Además hubo miles de desplazados.

Ante el anuncio de la acusación, el gobierno pidió calma y destacó la presunción de inocencia, subrayando que fue una «guerra justa por la liberación».

El Tribunal especial es «injusto porque solamente juzga a combatientes del UCK», reaccionó Qazim Fazlia, un jubilado en Pristina. «Sabemos que fue Serbia la que cometió crímenes en Kosovo», añadió.

La embajadora kosovar ante Washington, Vlora Citaku, cercana a Thaçi, tuiteó: «Cuando el polvo repose y el humo se disipe, #UCK será siempre el movimiento de liberación más victorioso de la historia moderna».

Antes primer ministro y ahora presidente, Hashim Thaçi ha dominado la vida política del país.

Numerosos comandantes guerrilleros son ahora actores dominantes en la escena política kososvar, tras la independencia de 2008, que Serbia no reconoce.

Su mano derecha, Kadri Veseli, ex jefe de inteligencia del UCK, quien ahora lidera un partido político fundado por Thaçi, también está acusado de crímenes de guerra. Éste afirma que las acusaciones son «falsas».

Un juez debe aún decidir si valida el acta de acusación, que menciona cargos de asesinatos, desapariciones forzosas, persecuciones y torturas.

Es poco probable que una orden de arresto contra el presidente kosovar sea emitida antes de una acusación formal, que podría llevar meses. Un portavoz del tribunal se negó a comentar el asunto.

El conflicto finalizó con una serie de bombardeos de la OTAN liderada por Estados Unidos que obligó a los serbios a retirarse.

Altos oficiales del ejército y policía serbios fueron condenados por crímenes de guerra por la justicia internacional.

ih-ssm/ev/lpt/age/mb/jz

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: