Jugones, teletrabajadores, fotógrafos: en busca del último dispositivo móvil

Además de las necesidades digitales básicas, el móvil cubre hoy en día otros usos. Esta es la filosofía del Samsung Galaxy Note20, un dispositivo 2 en 1, que sirve también para trabajar y otras tareas exigentes, como obtener un mayor rendimiento de los videojuegos o aprovechar la cámara a nivel profesional. En definitiva, un terminal capaz de cubrir todas las necesidades del usuario, transformando incluso su forma de trabajar y de vida.

El objetivo de muchos usuarios es tener en su bolsillo un terminal en el que compaginar el uso personal y el profesional. La vuelta al trabajo pone de relieve la necesidad de contar con un dispositivo 2 en 1.

Los nuevos smartphones de Samsung completan sus prestaciones con la conectividad 5G y una extensa autonomía. Son factores que incrementan el valor de estos dispositivos como herramienta para trabajar y jugar. Pero los Galaxy Note20 también destacan en otras áreas, que en la última versión brillan especialmente. Se trata del gaming y la versatilidad de la cámara.

Jugar a lo grande

La experiencia de juego es uno de los puntos fuertes de los Galaxy Note20. Su resolución va del FullHD+ al WQHD+ (Widescreen Quad High Definition), en el caso del Note20 Ultra, para desplegar las animaciones con calidad. La elevada tasa de refresco, que alcanza los 120Hz y despliega 120 frames por segundo, permite imágenes en movimiento mucho más fluidas.

“Si tienes un móvil bueno y puedes jugar a más frames la sensación de fluidez es mayor y se ve mejor el juego”, apunta Ismael Sagredo, director del máster universitario online en Diseño y Desarrollo de Videojuegos de la Universidad Internacional de La Rioja. Según él, lo ideal en móviles ahora es disponer de 60 frames por segundo, mientras en PC se están poniendo de moda los 120 frames. “Mejora la capacidad que tienes, sobre todo en juegos competitivos, como los de coches y los de lucha, que dependen del reflejo de los jugadores, porque a veces tarda más el propio móvil que tu reacción”, explica.

Los Note20 cuentan, además, con inteligencia artificial para optimizar el rendimiento a partir de los patrones de juego del usuario. De esta forma se alarga la batería y se mejora la conexión WiFi. Su conectividad 5G permite una velocidad 20 veces superior a la actual, así como una latencia 10 veces menor. “El 5G permitirá un streaming de calidad de los videojuegos sin necesidad de WiFi, porque ahora mismo con 4G no es factible”, apunta Sagredo, que añade la importancia del 5G para juegos en red, cuyo desarrollo es cada vez más común en el ámbito móvil.

Una de las grandes novedades de los Note20 en el ámbito gaming es su optimización para el servicio en la nube de videojuegos xCloud, de Xbox. Gracias a una asociación con Microsoft, los smartphones permitirán, a partir del 15 de septiembre, acceder a más de 100 títulos de la consola en los dispositivos mediante una suscripción a Game Pass. Así los usuarios podrán disfrutar de videojuegos de Xbox desde cualquier parte y con la máxima velocidad, la que proporciona el 5G. A esto se suma la posibilidad de convertir los Note20 en una consola de sobremesa gracias a Wireless DeX, el dispositivo de Samsung que permite adaptar el contenido del smartphone a un monitor.

Son muchas las ventajas de las plataformas cloud para jugar en los smartphones: “Ahora mismo un móvil no puede ejecutar un juego como por ejemplo la Xbox, pero con xCloud puedes jugar con la calidad que te ofrece la consola”, cuenta Sagredo. “Vas a poder hacer cosas como jugar en tu casa con la consola, guardar la partida en la nube, viajar en el metro y continuarla, aunque es verdad que necesitarás 5G para todo esto”.

Una herramienta de teletrabajo

En momentos en que muchos nos hemos sumergido de golpe en el teletrabajo, la nueva serie Note20 se presenta a sí misma como una herramienta de productividad avanzada. Intenta fusionar la portabilidad de un smartphone con la capacidad de un PC. La potencia y el tamaño de la pantalla son los factores básicos, pero lo que más destaca a primera vista es la funcionalidad del S Pen.

El lápiz digital, seña de identidad de esta gama, se ha mejorado para que tenga una latencia imperceptible, de 9 milisegundos. El objetivo es que la escritura sea más natural para el usuario. A ello ayuda el ajuste automático del S Pen mediante inteligencia artificial, con el fin de predecir lo que se va escribiendo. El dispositivo también permite el control mediante gestos, incluidos algunos que pueden ser captados desde la distancia.

Para exprimir el S Pen los terminales cuentan con la aplicación Samsung Notes, que ahora te permite tomar apuntas sobre documentos PDF o sincronizar lo escrito con una nota de audio, para repasar después todos los elementos de la reunión a la que asististe. El software también hace posible exportar las notas en archivos de Power Point, así como sincronizarlas con las de Outlook y OneNote, en el PC.

La frontera entre el smartphone y el ordenador se difumina con una serie de funciones pensadas para combinar ambos mundos. Wireless DeX convierte los Note20 en un PC de forma totalmente inalámbrica. Al mismo tiempo, el usuario podrá ejecutar sus aplicaciones Android en un ordenador Windows. Incluso se podrán copiar, pegar y mover archivos entre dispositivos.

Captura a nivel profesional de fotos y vídeo

La cámara de los Note20 permite grabar vídeos con calidad cuasicinematográfica, en 8K, cuatro veces superior al 4K. El usuario también podrá ajustar la velocidad del zoom para controlar más el acercamiento y alejamiento, así como seleccionar entre sus tres micros para obtener la mejor calidad de audio posible.

Estas mejoras tienen la intención de acercar lo máximo posible la grabación de imagen al ámbito profesional. Rodrigo Rivas, fotógrafo profesional y especializado en fotografía móvil, asegura que un smartphone con buena cámara puede ser una herramienta muy interesante para los profesionales del vídeo. “Con una luz decente o para gente que hace vídeo en condiciones de iluminación controladas, puede ser muy útil”, comenta. Y subraya que algunos creadores, como youtubers, pueden sacarle mucho partido a la grabación en alta calidad, como en 4K. No es la única virtud. “Ahora los móviles han mejorado mucho, porque les han puesto una estabilización muy alta, con lo cual ya no hay traqueteos cuando vas caminando. Es casi como si tuvieras una steadycam”, indica.

En el ámbito de la fotografía, Rivas tiene una idea clara: “Los cambios de los últimos años han hecho que el móvil sea a día de hoy la cámara más importante. Incluso los fotógrafos profesionales ya la han tenido que aceptar como una cámara más para ciertas situaciones”. Y recuerda que se busca disponer de todo en uno. “La cámara de un móvil tiene que ser versátil. Por eso necesitas que disponga de diferentes focales, para tener mayor creatividad a la hora de realizar diferentes fotografías. Lo mismo ocurre en el vídeo”.

Para ofrecer esa versatilidad, los Note20 combinan tres y cuatro lentes. Así, el usuario puede tomar diferentes tipos de fotos, tanto las que requieren un gran angular como las que necesitan de un teleobjetivo. El sensor principal del Note20 Ultra cuenta con 108 megapíxeles y el zoom alcanza los 50 aumentos, lo que permite un alto nivel de detalle a gran distancia. La cuarta lente de este modelo monta la tecnología Laser Autofocus, que mide la profundidad e incrementa la nitidez.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: