Juan Luis Goenaga, un pintor en el objetivo de Woody Allen

El día luce espléndido, de modo que el pintor aprovecha para realizar la videollamada desde su jardín, un vergel frente a un voluminoso edificio de piedra encajado en el corazón de la provincia de Gipuzkoa. En el interior, donde se amontonan decenas de lienzos y dibujos, botes de pintura desordenados y pinceles que han dejado su rastro escrito a chorretones, no hay apenas cobertura. Es una de las desventajas de habitar un caserío de entre los siglos XV y XVI, Aitzeterdi, el lugar que desde hace más de dos décadas Juan Luis Goenaga (San Sebastián, 70 años) llama su hogar y su estudio.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: