Glifosato: el gigante Bayer pagará casi U$S11.000 millones para dar de baja juicios por cáncer

Bayer, la multinacional alemana que compró Monsanto, anunció acuerdos para saldar 125.000 demandas que acusaban a su herbicida Roundup (glifosato) de provocar cáncer y dijo que pagará alrededor de 10.900 millones de dólares luego de más de un año de negociaciones para resolver el proceso judicial.

La empresa informó en un comunicado que los convenios no implican la admisión de irregularidades o responsabilidades y que el acuerdo «traerá el cierre de aproximadamente el 75% de los litigios actuales que involucran aproximadamente 125.000 reclamos presentados y no presentados en general».

Así, Bayer efectuará un pago de 8.800 millones de dólares a 9.600 millones de dólares, «para resolver los litigios actuales de la marca de glifosato, incluyendo una asignación con la que se espera cubrir reclamos no resueltos y de 1250 millones de dólares, para apoyar un acuerdo colectivo por separado, con el fin de abordar potenciales futuros litigios».

El acuerdo colectivo de Roundup estará sujeto a la aprobación del juez Vince Chhabria del Tribunal de Distrito de Estados Unidos, en el distrito norte de California.

Según Werner Baumann, CEO de empresa alemana, el acuerdo «es lo correcto en el momento adecuado para poner fin a un largo periodo de incerteza para Bayer».

“Esto resuelve la mayoría de las demandas actuales y pone en marcha un mecanismo claro para el manejo de riesgos de potenciales litigios futuros. Es financieramente razonable visto en comparación a los significativos riesgos financieros de litigios continuados de varios años y los impactos asociados a nuestra reputación y nuestro negocio. La decisión de resolver el litigio de Roundup nos permite enfocarnos totalmente en proveer salud y alimentación».

Baumann añadió: «Como compañía basada en la ciencia, comprometida con la mejora de la salud de las personas, tenemos gran simpatía por cualquier persona que sufra una enfermedad, y entendemos que busquen respuestas. Al mismo tiempo, el robusto cuerpo de conocimiento científico indica que Roundup no causa cáncer, y por ello, no es responsable de las enfermedades alegadas en esos litigios. Respaldamos firmemente nuestros herbicidas a base de glifosato, que se encuentran entre los productos más rigurosamente estudiados de su clase y cuatro décadas de ciencia respaldan su seguridad y que no son cancerígenos.”

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: