Ginés González García: “Todos pensábamos que la pandemia en América iba a durar poquito”

El abanico del placer se ha democratizado y está al alcance de todo aquel que tenga ganas de experimentar sobre sus límites. Un recorrido por el camino del autoconocimiento sexual que incluye un largo listado de fetiches ajenos –de usar medias largas a lavar medias sucias– con la pretensión de descubrir el propio, pero ¿qué pasa cuando se introduce un fetiche en el seno de la vida conyugal?

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: