Francia y Alemania ofrecieron tratamiento médico y asilo para Alexeir Navalny tras su presunto envenenamiento

El presidente francés Emmanuel Macron junto a la canciller alemana Angela Merkel (Kay Nietfeld/REUTERS)

El presidente francés Emmanuel Macron junto a la canciller alemana Angela Merkel (Kay Nietfeld/REUTERS)

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, expresaron este jueves su preocupación por el presunto envenenamiento del líder opositor ruso Alexei Navalny, quien se encuentra en grave estado en un hospital en Omsk.

En una conferencia de prensa en conjunto Macron y Merkel aseguraron que sus países estaban preparados para asistir a Navalny, ya sea con atención médica tanto en Francia o Alemania, así como también ofreciendo asilo político, si fuera necesario.

“Evidentemente estamos preocupados y tristes por su situación. Estamos obviamente preparados para dar toda la ayuda necesaria a Navalny y a sus allegados, a nivel sanitario y en materia de asilo y protección”, dijo Macron.

La conferencia de prensa conjunta tuvo lugar tras un encuentro bilateral en el Fuerte de Brégançon, residencia estival de los mandatarios galos en el sur de Francia.

Navalny, de 44 años, se sintió mal a bordo del avión en el que regresaba a Moscú desde la ciudad siberiana de Tomsk y la aeronave tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Omsk, donde fue hospitalizado. Según aseguró este jueves su portavoz, fue envenenado.

“Deben esclarecerse las circunstancias que han llevado a esta situación”, subrayó Macron, que sostuvo que estarán pendientes de la investigación.

Merkel recalcó que el líder opositor ruso “podrá recibir toda la ayuda y el apoyo médico” tanto en Francia como en Alemania.

“Tenemos que saber cómo se ha llegado hasta ahí. Exigimos explicaciones, que las condiciones de ese envenenamiento sean transparentes”, añadió la canciller, primera representante alemana en visitar Brégançon desde que lo hiciera en 1985 su mentor, Helmut Kohl, invitado por François Mitterrand.

Navalny viajaba de Siberia a Moscú en un avión que tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en la ciudad rusa de Omsk cuando el líder opositor empezó a sentirse enfermo, dijo la vocera Kira Yarmysh. “Está en coma en estado grave”, escribió en Twitter.

Poco después se supo que Navalny estaba también conectado a un respirador y que presuntamente había sido envenenado.

En declaraciones a la emisora de radio Echo Moskvy, Yarmysh dijo que Navalny estaba sudando y que le pidió que le hablara para poder “concentrarse en el sonido de una voz”. Entonces fue al baño y perdió la consciencia, agregó.

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Las últimas horas de Alexei Navalny antes de caer en coma: de hacer lo que más le molesta a Vladimir Putin al presunto envenenamiento

Los gritos de dolor de Navalny en el avión que debió aterrizar de emergencia mientras iba a Moscú

Múltiples casos de envenenamiento relacionados a Rusia y dos factores en común: Putin y el Kremlin

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: