‘Fracking’ alienígena

Nación cautiva es una película de una intensidad oscura, un laberinto de videojuego a veces demasiado confuso pero a la vez capaz de hacer creíble una distopía de un mundo gobernado por unos extraterrestres que a cambio de garantizar el orden y el sistema explotan los recursos naturales del planeta y a la mayoría de la población como mano de obra esclava. Como amorfos erizos metálicos, estos amigos del fracking se hacen llamar legisladores y tienen de su lado a unas élites que se benefician de su poder absoluto. Al resto, vigilados por drones y cautivos de un Gran Hermano que prefiere el subsuelo al aire libre, solo les quedan dos opciones: seguir tragando o prender la mecha que haga saltar por los aires el (nuevo) sistema.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: