Filipinas: cuarentena en una provincia por repunte de casos

MANILA, Filipinas (AP) — Una provincia del sur de Filipinas y su capital, devastada por la guerra, quedarán bajo una cuarentena leve a partir de octubre, mientras en el resto del territorio se suavizarán las restricciones para impulsar la maltrecha economía del país con más casos de coronavirus en el sudeste asiático.

El presidente Rodrigo Duterte anunció las restricciones para octubre en declaraciones televisadas el lunes en la noche. La provincia de Lanao del Sur y su capital, Marawi, quedarán aisladas a partir del jueves por el repunte de las infecciones en las últimas semanas.

Ni Duterte ni las autoridades proporcionaron más detalles sobre las medidas en Marawi, pero una cuarentena suave podría confinar a la mayor parte de los residentes en sus casas salvo para emergencias médicas, para comprar comida y para otros desplazamientos esenciales. Los centros comerciales y otros negocios vitales pueden operar parcialmente, pero los centros de ocio y entretenimiento, además de los gimnasios y cines, cerrarán.

El área metropolitana de Manila y otras cinco ciudades seguirán bajo restricciones generales, y se permitirá que más negocios y transporte público operen parcialmente siempre que los usuarios lleven mascarilla, pantallas faciales y guarden la distancia de seguridad.

Las clases en las escuelas públicas comenzarán online el 5 de octubre, luego de una demora causada por la pandemia.

Hasta el lunes, Filipinas había confirmado más de 307.000 contagios, con 5.381 fallecidos a causa del coronavirus.

Además, India registró 70.589 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, manteniendo un notable descenso en el conteo diario de contagios durante las dos últimas semanas. El Ministerio de Salud elevó el martes el total de contagios a más de 6,1 millones, y reportó 776 decesos en las últimas 24 horas, para un total nacional de 96.318.

India sigue siendo el país con más contagios diarios y se acerca lentamente a Estados Unidos, el primero en número de infectados. Expertos en salud advirtieron de la posibilidad de que el virus se propague durante la temporada de festivales religiosos y las elecciones que se celebrarán el próximo mes en el estado oriental de Bihar, donde alrededor de 72 millones de personas votarán en tres días.

Corea del Sur registró el martes su cifra más baja de contagios en 50 días. Muchos expertos han advertido, sin embargo, que el virus podría volver a propagarse tras las tradicionales vacaciones de otoño de esta semana, cuando la gente suele viajar para visitar a sus familiares. Las autoridades sanitarias han pedido a la población que evite los desplazamientos este año por el riesgo de expandir el coronavirus.

La Agencia para el Control y Prevención de Enfermedades del país reportó 38 nuevos casos en las últimas 24 horas para un total nacional de 23.699 infecciones, con 407 muertos. Diecisiete de los nuevos casos se localizaron en la zona de Seúl, donde los rebrotes obligaron a endurecer las medidas de distancia social.

Las autoridades australianas, por su parte, están preocupadas por un brote de COVID-19 a bordo de un buque mercante ante la costa noroeste del país. Ocho miembros más de la tripulación filipina del barco dieron positivo al virus, elevando el total a 17 de sus 21 marineros. Los responsables sanitarios advirtieron de las consecuencias potencialmente desastrosas que podría tener la propagación del virus por la comunidad de Port Hedland, especialmente por las poblaciones indígenas próximas.

El número de fallecidos por el coronavirus superó la barrera del millón de personas en todo el mundo a nueve meses del inicio de la crisis sanitaria que ha arrasado la economía, puso a prueba la determinación de los líderes, enfrentó la ciencia con la política y obligó a la población mundial a cambiar la forma en la que vivían, aprendían y trabajaban.

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: