‘Farsa’, de Sílvia Pérez Cruz: en primera persona y muy singular

Sílvia Pérez Cruz ha conseguido convertir en acontecimiento todo lo que la rodea, y ese es un mérito incontestable para una artista joven (37 años) y de discografía todavía incipiente. A sabiendas de la expectación que despiertan sus movimientos, la gerundense abre esta entrega con su característica voz trémula abordando en completa soledad los primeros compases de Pena salada. Son 44 segundos a capela que se erigen en llamada de atención y asunción de responsabilidades: Sílvia es una artista muy singular y Farsa procura ser un trabajo concebido en primerísima persona. Una determinación que la honra, aunque ello no implique dar por sentado que todas las decisiones sean indiscutibles.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: