Falta de alma y exceso de ganas en las eliminatorias sudamericanas

Se terminó el fútbol internacional en el mundo y entre más cambian las cosas, más se mantienen lo mismo. Pero desafortunadamente, en esta fecha el gran protagonista fue la pandemia.

Entre los infectados en EcuadorBrasil Uruguay muchas cosas quedaron opacadas. Pero sí hubo fútbol y eso se tiene que mencionar. 

ECUADOR, EL GRAN GANADOR

Ecuador sigue siendo la sensación del torneo y creo que se le tiene que dar algún reconocimiento al cuerpo técnico de Gustavo Alfaro quien está recibiendo su crédito merecido. Alfaro ha podido aprovechar un grupo joven de jugadores que prometen mucho y tienen un proyección impresionante. 

Desde el partido ante Argentina, han sido espectaculares en su juego y te hacen pensar que si tuviesen un poco más de confianza en La Bombonera, empataban y hasta podían ganarles allí. 

Eso no quedó en cuestión contra Colombia. En todas las fases y en todos los sectores del terreno superaron al equipo de Carlos Queiroz

Entre más cambian, más se mantienen en los mismo

El reconocimiento a la jerequía, no es coincidencia por qué Argentina Brasil están en la cima se la tabla. 

Brasil supo ganar un partido complicado ante Uruguay. En ese partido ellos demostraron por qué no solamente son la mejor selección de América, sino un candidato a ganar el mundial. Saben cómo ganar partidos y Tite sabe exactamente quiénes son sus jugadores y cuando no son brillantes, saben cómo lucharla para conseguir el resultado apropiado. Aprovecharon las oportunidades a su disposición y de a poco los charrúas se vieron impotentes. 

Además Arthur fue clave y cambió un poco la cara del equipo con su presencia en el terreno de juego. 

Leo Messi y Argentina muestran señales de mejoría aunque Perú mostró que los jugadores emblema que están a su disposición no están pasando por buen momento. 

Oportunidad perdida

Paraguay perdió dos puntos vitales de local ante una Bolivia que pudo conseguir un punto a domicilio por primera vez en siete años. Desde el 2000, Bolivia ha conseguido cinco puntos (todos empates) y sigue sin ganar de visitante desde 1993. Si uno ve la ineptitud de la selección del altiplano fuera de La Paz, es algo que debe estar lamentando Eduardo Berizzo y el plantel albirrojo que muestra individualidades pero esporádicamente. 

¿Martes de Resurrección?

Venezuela ganó y consiguió tres puntos vitales que permitieron que saliera del fondo de la tabla. La Vinotinto luchó y gracias a la actuación de Yeferson Soteldo, pudieron superar a un equipo chileno que no tuvo la misma intensidad que tuvieron ante Perú. 

Y para terminar…

Se suele dejar lo mejor para el final. En esta ocasión, este no fue el caso. Colombia tuvo dos de sus peores resultados en su historia en esta fecha. Uruguay le propinó la peor derrota como local y contra Ecuador recibieron seis goles por primera vez en 43 años. 

En Latinoamérica hay un término “resultado echatécnico” y creo que estos dos en sucesión deben de terminar con el proyecto de Carlos Queiroz

Más allá de los resultados, fue una falta de espíritu que mostraron los cafeteros. No hubo mucha deseo, faltó intensidad, no hubo una demostración de urgencia, ni carisma, ni personalidad, ni vergüenza deportiva, ni de cualquier que tuviese una semblanza a pena. Y eso también fue un reflejo de su entrenador que habló poco del partido y mencionó “barbas de hierro” y “estómagos de cemento”. El Colombia de octubre parece haber desaparecido de la faz de la cancha y muchos quieren que Queiroz también haga lo mismo.

NOTICIAS RELACIONADAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: