Es la temperatura, estúpido

Mientras los mercados se vuelven locos con las vacunas anunciadas y permanecen atentos a cualquier decimal insignificante en el aumento de la eficacia, los tecnólogos de las farmacéuticas implicadas andan angustiados por una cuestión bien diferente y aparentemente mucho más simple: su distribución a la población. Los escollos son formidables, desde la fabricación de miles de millones de viales hasta la preparación de los centros sanitarios para gestionar una campaña de vacunación masiva sin precedentes. Pero la cuestión que parece más estúpida de todas, hasta el extremo de haberse escurrido en…

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: