ENFOQUE-Un calendario sobrecargado a causa del COVID-19 lleva a los futbolistas al límite

Los jugadores de España celebran tras anotar uno de los goles en la victoria 6-0 sobre Alemania para avanzar a la ronda de los cuatro mejores de la Liga de Naciones de Europa, en Sevilla, España - Noviembre 17, 2020 REUTERS/Marcelo Del Pozo

Los jugadores de España celebran tras anotar uno de los goles en la victoria 6-0 sobre Alemania para avanzar a la ronda de los cuatro mejores de la Liga de Naciones de Europa, en Sevilla, España – Noviembre 17, 2020 REUTERS/Marcelo Del Pozo

Por Brian Homewood

BERNA, 20 nov (Reuters) – La reducción del calendario futbolístico a causa de la COVID-19 ha obligado a los organizadores del deporte rey a constreñir la agenda de partidos, llevando a los jugadores al límite toda vez que la suspensión de encuentros o torneos no se ha considerado como opción.

Las protestas de futbolistas y entrenadores no han servido, de momento, para que las federaciones continentales y las ligas nacionales estén dispuestas a reducir el número de partidos y aliviar así el estrés mental y físico de los principales actores.

«Todo el mundo reconoce el problema, pero tomar medidas lleva tiempo», explica a Reuters el secretario general de FIFPRO, Jonas Baer-Hoffmann.

La última temporada europea terminó a mediados de agosto y la nueva comenzó a mediados de septiembre, alrededor de un mes más tarde de lo habitual.

La fase de grupos de la Liga de Campeones, con seis días de partido, se está jugando en ocho semanas en lugar de los tres meses habituales, mientras que en Europa, los partidos internacionales de septiembre, octubre y noviembre han sido tres en lugar de dos.

Italia se quedó el domingo sin 20 jugadores debido a lesiones, fatiga o problemas relacionados con la COVID-19 antes de su partido frente a Polonia de la Liga de las Naciones.

LA UEFA NO CEDE

En marzo, cuando los efectos de la pandemia empezaban a notarse a nivel global, la UEFA acordó posponer un año la Eurocopa 2020 para darle prioridad a las temporadas nacionales. Pero ese tipo de gestos no ha vuelto a repetirse por parte del organismo rector del fútbol europeo.

La sustitución de la fase de grupos de la Liga de Campeones por eliminatorias a dos partidos habría recortado cuatro días de competición, pero la idea ni siquiera se contempló.

«Tanto entrenadores como jugadores se están dando cuenta de que no tomarse en serio la salud de los futbolistas tienen consecuencias deportivas y comerciales», apunta Baer-Hoffmann. «Pero no puedes esperar que la reforma de la competición te lleve allí, no vamos a recortar 20 partidos del calendario».

Una solución más realista sería limitar el número de partidos en los que cada jugador puede participar durante una temporada.

«Organizadores y clubes deben reunirse y discutir sobre la gestión de la carga de partidos», señala.

Un número ideal de partidos por temporada para un jugador podría ser «alrededor de cincuenta», detalla. «Creo que eso marcaría una gran diferencia porque sabemos que algunos jugadores están en los 70 encuentros al año».

Eso hipotético escenario serviría, además, para darle una oportunidad a los futbolistas más jóvenes.

«La gestión de los equipos en los clubes está cambiando», explica Baer-Hoffmann.

«Si eres uno de esos clubes de élite, necesitarás una plantilla más profunda. Eso significa más jugadores, lo que a su vez implica más puestos de trabajo de alta calidad, lo cual es positivo».

(Escrito por Brian Homewood; editado por Toby Davis; traducción de Jorge Martínez)

Te Recomendamos

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: