En su regreso a París, Gonzalo Quesada no ha cambiado mucho

Gonzalo Quesada se reencuentra, el viernes (20h45 local, 18h45 GMT) contra Bayonne, con el terreno del Stade Français, donde tuvo su más fastuoso período como entrenador, tres años después de su marcha del club. Llamado para enderezar a un equipo parisino moribundo, el argentino no ha cambiado mucho según los jugadores que le han tratado.

Antes de recibir al Bayonne en el Top 14, el último partido vivido en el estadio Jean-Bouin por el antiguo apertura (2004-2005) del equipo de la capital, al que dirigió una primera vez de 2013 a 2017, se remonta al 19 de mayo de 2017.

El Stade Français se había impuesto a (46-21) en Copa de Europa. Tras su derrota una semana más tarde en Northampton (22-23), el equipo decía adiós a quien le había guiado a un título francés del Top 14 (2015) y otro en la European Rugby Challenge Cup (2017), la segunda competición continental.

Antes de su regreso a París este verano boreal, Quesada, de 46 años, conoció otras tres experiencias: en Biarritz en Pro D2 (2017-2018), en el equipo técnico de la selección argentina (2018), y al mando de la franquicia argentina de Jaguares (2019-2020), a la que condujo a la final del Super Rugby (2019), la prestigiosa competición del Hemisferio Sur.

«El trabajo en Jaguares le aportó mucha experiencia. Pero sigue siendo Gonzalo. El aspecto humano ocupa siempre una parte muy importante en su gestión del equipo y la confianza de los jugadores es muy importante. Según su opinión, es necesario que el grupo se entienda bien para que tenga resultados», explica Antoine Burban, tercera línea del Stade français desde 2006, sobre el argentino.

«En la base, sigue siendo el mismo. Ya era exigente en la época y muy riguroso. Pero, forzosamente, ha evolucionado con sus experiencias en Biarritz y en Argentina», estima el segunda línea Paul Gabrillagues, concediendo que existen «algunas novedades» en su manera de conducir el grupo, sin dar más detalles.

– Proximidad y diálogo –

«Conoce bien el club. Ha entrenado a grandes equipos antes. Es una suerte para nosotros», afirma el centro Gaël Fickou, que lo descubre.

Puntilloso, ambicioso, psicólogo, buen comunicador, son calificativos que aparecen a menudo en boca de sus pupilos. Los términos afectivo y benevolente también, pero no existe por tanto una «relación de amigos» entre el argentino y sus jugadores. «Hay una barrera técnico-jugadores» y «respeto de la jerarquía», señala Gabrillagues.

«Su fuerza, es que ha llegado a tener una proximidad con los jugadores, guardando al mismo tiempo una cierta distancia. Es esta proximidad la que le permite comprender a los jugadores y a llegar después a sacar lo mejor de ellos», analiza el fullback Kylan Hamdaoui, que ya conoció a Quesada en Biarritz.

«A veces puede perder la calma, como todo el mundo, pero no le gusta demasiado el conflicto. Prefiere el diálogo e intenta comprender el porqué y el cómo», explica Jean-Frédéric Dubois, su adjunto durante dos temporadas en París.

– Trabajo en equipo –

Quesada también «siempre ha funcionado responsabilizando a sus jugadores», añade Burban, precisando que trabaja «en línea» con Laurent Sempéré, técnico de los forwards, y Julien Arias, responsable de los backs.

Los dos exjugadores del Stade Français regresaron al equipo a finales de 2019 tras la marcha del director deportivo sudafricano Heyneke Meyer y sus adjuntos. Las prestaciones han mejorado ligeramente pero no al punto de sacar al club de la última plaza, que ocupaba todavía en marzo pasado, cuando se paró la temporada debido a la pandemia de covid-19.

«Hablamos mucho. (Quesada) nos dejar mucho espacio para aportar nuestras ideas y nos aconseja», detalla Arias. «Funcionamos los tres de una manera bastante sana y simple. Por el momento, no nos va mal. Veremos cuándo haya momentos más difíciles si seguimos tan sólidos», añade el exwing.

Un triunfo en el estadio Jean-Bouin contra Bayonne, tras el inesperado en Castres, solidificaría más el trío.

ll/jr/psr

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: