El tráfico de personas se cuela en la campaña electoral rumana

EFE/EPA/ROBERT GHEMENT

EFE/EPA/ROBERT GHEMENT

Bucarest, 4 dic (EFE).- Rumanía celebra elecciones legislativas este domingo con un tema poco habitual en el centro de la campaña: las mafias que trafican con jóvenes, a menudo menores, que acabarán explotados sexualmente en España y otros países de Europa.
«En Rumanía solo se habla del tráfico de personas cuando sale a la luz algún caso dramático», explica a Efe la diputada del gobernante Partido Nacional Liberal (PNL), Adriana Saftoiu, una de las artífices de que se esté hablando de este problema normalmente ignorado por los políticos.
«Entonces, la prensa y la sociedad ponen presión sobre las autoridades, que empiezan a agitarse pero dejan de actuar cuando la presión se relaja», dice Saftoiu, un «verso suelto» en su partido que ha abanderado causas sociales olvidadas y no ha sido incluida por el PNL en las listas para las elecciones del domingo.
PRIMER EXPORTADOR DE VÍCTIMAS EN LA UE
Según un informe parlamentario publicado la semana pasada a iniciativa de Saftoiu, el 60 % de las víctimas de tráfico de personas en la Unión Europea proviene de Rumanía, que lidera ese ránking de «exportador» de personas.
El asunto entró en el debate político cuando en el informe anual de Estados Unidos sobre tráfico de personas, publicado en junio, Rumanía figuraba en el tercero de los cuatro niveles en que se clasifica a los países según la dimensión de este delito.
Todos los demás países de la UE con excepción de Irlanda, también en el nivel 3, estaban en el nivel 1 o el nivel 2, en los que se ubica a los que logran combatir con éxito las redes de tráfico.
Igualmente desolador resultó el informe presentado por la Comisión Europea (CE) en octubre.
Rumanía, con 74 víctimas por millón de habitantes, era el país con más personas traficadas, seguida de Hungría con 64 y de Bulgaria con 40. La mayoría, mujeres sometidas a explotación sexual.
GIGANTESCA OPERACIÓN POLICIAL
En los últimos meses, las autoridades rumanas han desarticulado varias bandas dedicadas al tráfico de mujeres a países como España, Alemania, Austria o el Reino Unido.
El 11 de noviembre, la fiscalía anti-mafia lanzó centenares de redadas simultáneas en una macrooperación sin precedentes que desarticuló una veintena de grupos dedicados al proxenetismo, la extorsión, la delincuencia informática y el tráfico de drogas.
Según contaron a Efe fuentes de la fiscalía anti-mafia, el momento elegido explica parte de esta gran operación.
Debido a los trastornos de las restricciones por la pandemia, muchos delincuentes rumanos que operaban en el extranjero han regresado a casa, poniéndose así al alcance de las autoridades.
En una intervención calificada de electoralista por sus rivales, el ministro del Interior, Marcel Vela, bautizó la jornada de las redadas masivas como «el Día D de la lucha contra la delincuencia» y envió un mensaje retador a las mafias: «Os estamos vigilando».
Uno de los detenidos entonces fue el empresario Alex Bodi, famoso por sus conquistas amorosas y los coches de lujo que conducía. Este hijo de rumanos emigrados a España era un habitual del papel cuché desde que entabló una relación con la modelo Bianca Dragusanu.
Según los fiscales, Bodi era parte de una banda que explotaba sexualmente en burdeles de Austria y otros países europeos a jóvenes rumanas de entornos pobres.
Las chicas eran engañadas con promesas de falsos trabajos o mediante el «método del loverboy», en el que el un traficante comienza una relación amorosa con ellas.
Las víctimas describen las palizas que recibían de los proxenetas rumanos en el extranjero para obligarlas a acostarse con más clientes y evitar que se fugaran.
Los esfuerzos del Gobierno le han merecido la felicitación del embajador de EEUU, Adrian Zuckerman, que ha culpado al antiguo Gobierno socialdemócrata -derribado en una moción de censura en octubre de 2019- de la falta de progresos en la materia.
«El daño que hizo el anterior Gobierno a las leyes contra la criminalidad debe ser corregido urgentemente», dijo Zuckerman en octubre, en referencia a una controvertida reforma judicial que rebajó penas y plazos de prescripción y subió el listón a la hora de establecer qué puede considerarse crimen organizado.
¿TEMA ELECTORAL?
El partido gobernante espera que los votantes vean las cosas como Zuckerman este domingo.
Pero no todos están de acuerdo. Pese a su pertenencia al actual partido gobernante, Saftoiu recuerda que los fracasos en atajar esta lacra «no es algo que pueda imputársele a un solo Gobierno.»
Según la comisión impulsada por Saftoiu, el 40 por ciento de los menores desaparecidos a lo largo de 2020 estaban a cargo de instituciones estatales de protección del menor. Una parte de esos desaparecidos acaban siendo explotados sexualmente por las mafias.
Representantes de ONG declararon a la comisión que algunos responsables de esos centros tienen relaciones estrechas con los traficantes.
Independientemente del Gobierno que salga de las urnas este domingo, Rumanía tiene un largo camino que recorrer para dejar de ser el vivero de la prostitución forzada en Europa.
Marcel Gascón

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: