El S&P Merval cerró en baja mientras ADRs retrocedieron hasta 4,6%

El índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) perdió un 0,4% a 50.961 unidades, luego de avanzar un 0,5% en la sesión del miércoles. En simultáneo, los títulos de las empresas argentinas terminaron con mayoría de bajas en Wall Street. Despegar con una pérdida del 4,6% y Ternium, con una de 4,1%, lideran los resultados negativos.

En el panel local, las mayores bajas fueron lideradas por Ternium (-2%), Banco Macro (1,9%) e YPF (1,8%), en tanto que las principales alzas fueron anotadas por Mirgor (1,7%), Pampa Energía (1,5%) y Central Puerto (1,2%)

Operadores dijeron que la administración del presidente Alberto Fernández estaría buscando el aval del FMI para impulsar una reforma impositiva que eleve la presión tributaria, simplifique el sistema impositivo y suba las penas para los evasores. De contar con ese aval, se lanzaría la propuesta para ser tratada por el Congreso.

El director de Rava Bursátil, Javier Rava, consideró que «el mercado local da la sensación de repetir la dinámica bursátil día tras día, manteniendo las cotizaciones de los activos estancados y sin mostrar indicios de cambios».

Dijo «con cautela frente al aumento de infecciones, lo que podría ser económicamente muy difícil de sostener para el país, y una falta de drivers que puedan generar expectativas y disipar parte de la incertidumbre instalada localmente, de forma generalizada el ámbito local no cierra una buena rueda».

Desde Portfolio Personal Inversiones, destacaron que «las señales desde el Gobierno siguen sin ser claras y el horizonte luce complejo, donde no hay noticias sobre las negociaciones con el FMI, y el mercado este año comenzará a especular con lo que serán las elecciones legislativas en octubre», dijo la consultora Portfolio Personal Inversiones.

Agregaron que «desde lo político, el armado opositor comenzará a formar las expectativas sobre estas elecciones, y las mayores probabilidades de un triunfo llevarían al Merval a buscar precios más altos, donde un Congreso dividido y un Gobierno más controlado son buenas señales para los mercados locales».

Los bonos cerraron en baja este miércoles, pese a sus altos rendimientos, afectados por una persistente desconfianza hacia el futuro de la economía doméstica, en momentos en el que el Gobierno negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un crédito de facilidades extendidas en medio de una economía recesiva y un aumento en los casos de COVID-19.

Los bonos en la plaza extrabursátil promediaron una merma del 0,4%, con lo que acumulan una baja del 1,5% en las últimas tres sesiones de operaciones.

«Los bonos siguen afectados y por ende pesados», dijo Gustavo Ber, economista de la consultora Estudio Ber, y añadió que «los elevados rendimientos, en torno al 16%, no logran despertar interés por las perspectivas económicas y la estructura de bajo ‘current yield’ (rendimiento actual)».

El Grupo Ad Hoc de acreedores de la provincia argentina de Córdoba ratificó en un comunicado su apoyo a la propuesta realizada por el distrito para reestructurar sus bonos bajo ley extranjera.

El riesgo país argentino del banco JP Morgan subió un 2,5% (35 puntos básicos), a 1.450 unidades.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: