El S&P Merval cedió más de 2%, pero cortó una racha de 4 bajas semanales al hilo

Las pérdidas llegaron hasta el 4,3% y las sufrieron mayoritariamente empresas de telecomunicaciones, como Telecom, y el sector financiero, con Banco Macro y Grupo Financiero Galicia a la cabeza.

El volumen operado en acciones se derrumbó un 50% hasta los $1.019,4 millones, monto que representó un 41% del total de renta variable (el resto se operó en Cedears).

Pese a la baja de este viernes, el panel líder acumuló una suba semanal en pesos de 1,7%, la primera luego de cuatro bajas consecutivas. Considerando el tipo de cambio implícito CCL, sufrió, en cambio una merma del 2,2%.

En el balance semanal, los ganadores fueron los activos de Cablevisión (+8,6%); Transener (+7,7%); Telecom (+7,2%); BYMA (+7%); y Banco BBVA (+4,1%). Por su parte, el ranking de los perdedores fue liderado por Cresud (-4,1%); Grupo Financiero Valores (-2%); Banco Macro (-1%); e YPF (-0,6%).

Por su parte, los papeles de empresas argentinas que cotizan en la bolsa de Nueva York registraron mayoría de bajas, lideradas por el sector financiero, cuyas acciones perdieron hasta 5% (Galicia).

En la semana, los ADRs mostraron una tendencia negativa. MercadoLibre y Globant sufrieron bajas de hasta el 7% en medio de la caída generalizada de las acciones del sector tecnológico en Wall Street. Mientras, entre los papeles del sector bancario, las mermas fueron de entre 2% y 4%.

Las acciones locales se fueron moviendo con una incertidumbre no menor, en medio de un clima político más tenso, y a la espera de señales más claras con respecto al plan económico o cualquier medida que se llegue a implementar desde el BCRA en un marco de reservas escasas.

La profunda recesión, que ya acumula más de dos años, sigue inquietando al mercado más allá de la reciente exitosa reestructuración que logró el Gobierno nacional. Paralelamente, también se aguardan más precisiones respecto de las negociaciones con el FMI por una deuda que alcanza los u$s49.000 millones.

«El acuerdo que se alcance con el FMI no es trivial y el Gobierno deberá optar entre condicionalidades más estrictas y un cronograma de devoluciones más descomprimido, o de forma alternativa, ganar grados de libertad en materia de política económica, a costa de vencimientos más concentrados y abultados en el corto plazo», dijeron desde Ecolatina.

Riesgo país y bonos

En cuanto a la renta fija, todavía se espera que el mercado gane mayor liquidez. La demanda debería seguir acelerándose en las próximas jornadas, cuando los bonos comiencen a cotizar contra dólares localmente. Este viernes, el Bonar 2030 (AL30), el título más operado, exhibió una leve baja del 0,2%.

Los bonos operaron con tasas de retorno (Tires) que promedian el 11/12% -tanto para los títulos de ley extranjera como de ley local-. De todas maneras, habrá que esperar algunos días para que los rendimientos se convaliden en ruedas de mayores negocios (que sirvan más de referencia).

Recordemos que los mismos operaron únicamente contra pesos, dado que podrán hacerlo contra dólares recién luego de cumplir los cinco días de parking a partir de su fecha de liquidación.

En tanto, el riesgo país subió un 0,6% a 1.108 unidades, después de desplomarse casi 50% el jueves, contra las 2.120 unidades del miércoles, después de que el banco JP.Morgan incorporara en el índice los nuevos bonos del canje, que operaron recientemente con rendimientos en torno al 11%.

«El mercado está más calmo post canje de deuda. No obstante, es una realidad que la semana pasada e incluso, por ahora, se ven pocas operaciones porque los clientes están recibiendo los nuevos bonos», dijo Matías Roig, director de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

El analista agregó que «una vez cerrado este capítulo (del canje), es claro que habrá que mirar a las negociaciones con el FMI y las medidas económicas del Gobierno» con el proyecto de presupuesto, que se conocerá el martes a más tardar».

«No es de extrañar que veamos cierta calma en las siguientes rondas también, todo a la espera de ver cómo se acomodan los activos financieros y cómo se rearman las expectativas entre los inversores», señaló otro analista financiero.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: