El S&P Merval cayó 20% en dólares tras el acuerdo del canje (es más que una toma de ganancias)

En ese contexto, el índice S&P Merval selló este viernes su segunda baja semanal consecutiva tanto en pesos (-2,3%); como en dólares CCL (-8,3%). Las dudas sobre el futuro de la economía local tras los avances en la reestructuración de unos 65.000 millones de dólares en deuda incumplida son ahora el norte de las miradas de los inversores, coinciden analistas del mercado.

«Por el momento, los desequilibrios actuales amenazan con presiones inflacionarias y cambiarias que complican las perspectivas futuras de la actividad y pesan sobre la formación de precios de los activos financieros locales», dijeron desde Portfolio Personal Inversiones.

Con la fuerte suba del dólar CCL, el panel líder de BYMA medido en moneda dura culminó en los 351 puntos, lo que representa su menor nivel desde junio pasado, después de tocar un mínimo en más de una década durante abril (260 puntos), en medio del coronacrash que derrumbó a todos los mercados del mundo por efecto Covid-19.

Christian Reos, Gerente de Research de Allaria Ledesma, dijo a Ámbito que «los inversores quieren ver señales del Gobierno que indiquen que las empresas van a poder tener rentabilidad en los próximos años, sobre todo en los sectores regulados».

Aun así, la culminación del proceso del canje de la deuda ley extranjera en las próximas semanas podría devolver cierto optimismo al mercado de renta variable local, en función del porcentaje de adhesiones que Argentina logre conseguir.

«Nuestra visión es que el Gobierno conseguirá las mayorías para gatillar las cláusulas de acción colectiva. Tenemos algunas dudas respecto de los bonos del 2005, pero en nuestro escenario base la reestructuración termina sin ‘holdouts’, un buen resultado para la Argentina», estimó la consultora EconViews.

Este viernes, de hecho, uno de los tres principales grupos de acreedores de Argentina dijo que sus miembros se comprometieron a canjear cerca de 5.000 millones de dólares en la reestructuración de deuda soberana. “El mercado medirá el grado de adhesión que tenga el canje, por ejemplo, si es más o menos de 90%», remarcó Rafael Di Giorno, director de Proficio Investment.

De todas maneras, Di Giorno advirtió que también empezará a jugar en las cotizaciones «la manera en cómo se levanten las actuales restricciones sociales y sobre todo qué medidas económicas tome el Gobierno». Es decir, el mercado pondrá la lupa sobre si «si se definen medidas de mayor intervencionismo estatal o si se le da un poco de aire al sector privado para que sea este sector el que lidere la recuperación de la economía”.

Pero más allá de la coyuntura local, algunos analistas vinculan la marcada caída del S&P Merval sobre todo a la reciente salida de capitales de los mercados emergentes de la región.

«Está todo el mundo mirando a la Argentina y la baja no tiene que ver con Argentina. Esto está pasando en toda Latinoamérica porque es el foco del coronavirus en el mundo, y dentro de los emergentes todos los flujos se fueron de la región a Asia”, comentó a este medio Leonardo Chialva, socio director de Delphos Investment.

Y reforzó: «Hubo un descreme de flujos en Latinoamérica, parcialmente compensado porque los inversores locales estamos comprando, los locales compran en Perú, Brasil, Chile o Colombia; los locales somos los que le compramos a los de afuera que se están yendo de Argentina. Por ende, diría que la baja corresponde en un 80% al contexto global y un 20% a temas estrictamente de Argentina».

Si se analiza el caso de Brasil, su moneda, el real, tocó un nivel máximo el pasado 9 de junio, al cotizar a 4,82 por dólar, mientras que este viernes cerró a 5,60 unidades por dólar, lo que muestra una devaluación en torno al 14%.

En ese sentido, Chialva cree que el mercado recuperará el aliento una vez que la región comience a dejar atrás la pandemia y demuestre que también se puede recuperar como el resto del mundo. «Ahí los flujos se van a revertir y los activos argentinos y de Latinoamérica deberían empezar a recuperar vigor», proyecta.

Última jornada de la semana

El panel líder de BYMA se despidió este viernes con un descenso del 0,6% (-2,2% en dólares CCL). En el tablero principal, las bajas más pronunciadas las experimentaron Central Puerto (-2,3%), Edenor (-1,8%); Banco BBVA (-1,8%); YPF (-1,8%); y Grupo Financiero Galicia (-1,4%), en tanto que las mayores alza fueron para Bancos y Mercados Argentinos (+2,7%), Grupo Supervielle (+2,6%); Transportadora de Gas del Sur (+2%); Cresud (+1,5%); y Comercial del Plata (+1,2%).

Entre los ganadores de la semana aparecieron las acciones de Comercial del Plata (+9,4%); y Cresud (+8,2%). Entre los perdedores, en cambio, sobresalieron Central Puerto (-5,8%); y Galicia (-5%).

El balance del panel general arrojó 100 alzas y 88 bajas, con diez papeles sin cambios. El volumen de negocios alcanzó los 1.677,8 millones de pesos (21,5 millones de dólares al cambio del día).

Por su parte, los papeles de empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York finalizaron este viernes con mayoría de caídas lideradas por Corporación América (-7,2%); Central Puerto (-2,4%); Ternium (-2,4%); YPF (-2,2%); Irsa (-2%); y Grupo Supervielle (-1,6%).

Las cinco únicas subas del día fueron registradas por Despegar (+1,9%); Pampa Energía (+0,7%); Cresud (+0,6%); Banco BBVA (+0,6%); e IRSA Propiedades Comerciales (+0,1%).

En el plano internacional los datos económicos conocidos en Estados Unidos, donde el PMI manufacturero se ubicó en 53,6 por sobre las expectativas del mercado, impulsaron a las principales bolsas al alza cerrando la semana en niveles récord, con el S&P 500 superando los 3.390 puntos.

Bonos y riesgo país

En el segmento de la renta fija, y al igual que las acciones, los principales bonos en dólares se mostraron levemente ofrecidos, pero manteniendo un escaso volumen operado producto de la proximidad de la finalización del período de aceptación de la oferta de canje (próximo viernes 28 de agosto). En el balance semanal, estos títulos acumularon bajas de entre 1,2% y 1,8% en promedio para toda la curva.

Por su parte, la deuda en moneda local operó dispar, siendo el tramo CER el más favorecido dejando subas de hasta 2,5%. En el punta a punta semanal, lo títulos CER acumulando alzas de hasta 3%, mientras que los ajustables por tasa variable retrocedieron hasta un 1%.

Por último, el riesgo país argentino cayó por primera vez en ocho jornadas, al ceder 0,2% hasta los 2.153 puntos básicos. En la semana, el índice que mide el banco JP.Morgan registró una suba de 1,9% o 41 unidades, similar variación desde el anuncio del acuerdo de la deuda.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: