El S&P Merval despegó sobre el cierre y ganó 0,6%; riesgo país subió por séptima rueda

Con marcada selectividad, el S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) avanzó 0,6% hasta las 47.737,16 unidades. Pero por la fuerte suba del CCL, medido en dólares, el panel líder cedió 0,6% hasta los 359 puntos, el menor nivel desde fines de junio.

Entre las subas del día, se destacó el desempeño de Comercial del Plata, con un salto del 9,8%, producto de que en breve la empresa concretará el pago de dividendos. El podio lo completaron Aluar (+3,6%), y Ternium (+2,6%). Por el lado de las bajas, sobresalieron los papeles del Grupo Financiero Valores (-2,8%); Cablevisión (-2,1%), cuyo balance decepcionó al mercado; y Transportadora de Gas del Norte (-1,5%).

Un punto negativo de la jornada fue el volumen operado: apenas se negociaron $974 millones acciones. Este monto fue superado por el volumen de los Certificados de Depósito Argentinos (Cedears, que alcanzó los $1.075 millones, lo que muestra la creciente preferencia de estos instrumentos por parte de los inversores locales.

Entre las subas más salientes de los Cedears -que representan a empresas que cotizan en los mercados internacionales- más operados, aparecieron Tesla (+8,7%); Netflix (+4,7%); y Barrick Gold (+4,3%).

«El comportamiento de la Bolsa se muestra irregular. Si bien en general denota firmeza, no logra afianzar su precio y confunde a los inversores. Se suponía que después de negociar con los bonistas sería más estable su tendencia, pero no es así por cuanto reinsertarse en el nuevo ciclo económico no es nada cómodo», analizó el especialista Héctor Tavares.

En Wall Street, por su parte, las acciones argentinas terminaron con mayoría de bajas que, en algunos casos, llegaron al -2,7% (Despegar). Sin embargo, en el último tramo del día algunos papeles borraron las pérdidas y terminaron con avances, liderados por Supervielle, que ganó 3,6%.

Los operadores remarcan que pesa en el ánimo inversor que el Gobierno tenga varios frentes abiertos, al margen de los esperados acuerdos con acreedores, en especial poner en marcha a la economía ante las graves consecuencia que arrastra la prolongada cuarentena por la pandemia del coronavirus.

«Los inversores siguen operando con cautela a la espera de los avances de las negociaciones con el FMI y el resultado final con el canje privado», dijeron desde Portfolio Personal Inversiones.

El mercado «ha trasladado su atención hacia los desafíos económicos -con especial foco en los programas fiscales y monetarios- y las negociaciones con el FMI ya que los identifican como los próximos ‘drivers’, dado que una favorable resolución sería necesaria para reactivar apuestas» en el país, indicó un especialista.

Como sucede en los últimos días, los inversores estuvieron pendientes de la evolución de los tipos de cambio bursátiles, que subieron por tercera jornada consecutiva y alcanzaron nuevos máximos históricos este jueves, en un marco de preocupación por la pérdida de reservas del Banco Central (BCRA). De esta manera, la brecha cambiaria con el dólar oficial trepó a su nivel más alto en tres meses: 81,6% para el caso del dólar CCL,que trepó un 1,2% ($1,54) hasta los $132,94.

En el plano internacional, por su parte, las principales bolsas americanas cerraron al alza, lideradas por el sector tecnológico con el Nasdaq ganando 1,1%, en una jornada en la que se conoció que las solicitudes de seguro por desempleo en EEUU treparon a 1,1 millones, levemente por arriba de lo esperado, aunque en el acumulado las renovaciones disminuyeron en 700 mil para ubicarse en 14,8 millones.

En Brasil, el principal índice de acciones, el Bovespa, cerró al alza luego de bajar de los 100.000 puntos en su peor momento de una sesión favorecida por las expectativas de que la Cámara de Diputados mantendrá el veto presidencial para reajustar los sueldos de los empleados públicos y una mejora en Wall Street.

El Bovespa subió un 0,67%, a 101.525,69 puntos, según datos preliminares, tras caer un 1,7%, a 99.131 puntos, en un momento. En el mercado cambiario, el real perdió un 0,42% a 5,554 unidades por dólar.

Bonos y riesgo país

En el segmento de renta fija, los bonos nominados en dólares cerraron con mayoría de bajas, aunque con escaso volumen negociado y a la espera del resultado del canje de la deuda. Producto de esto, el riesgo país elaborado por el banco JP.Morgan subió (+0,7%) por séptima jornada consecutiva hasta los 2.158 puntos básicos, nuevo máximo en lo que va de agosto.

Los bonos en moneda local, por su lado, se mostraron tomadores para cerrar con subas de entre 0,4% y 2% en promedio tanto para el tramo CER como para los que ajustan por tasa variable.

El Gobierno presentó a inicios de semana su oferta revisada de reestructuración de bonos a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés), con plazo hasta el 28 de agosto para que los acreedores puedan aprobar la propuesta.

«Si bien gracias al acuerdo con los acreedores se alcancen las CAC y por lo que se evitarían los holdouts, un gran nivel de adhesión sería un resultado positivo para el gobierno. No hay que perder de vista que luego de que se reestructuren los bonos queda pendiente la deuda con el FMI por lo que aún hay un largo camino por recorrer», comentaron desde Rava.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: