El riesgo país cayó a niveles de fines de diciembre; ADRs terminaron mixtos

Mientras que, en Wall Street, los papeles de empresas argentinas terminaron con resultados mixtos. Las acciones de Despegar lideraron las bajas con una caída del 6,9% mientras que los títulos de Tenaris mostraron la mejor performance al subir un 4,9%.

A nivel local, la bolsa porteña terminó en alza por una selectiva recomposición de carteras, en momentos en que la demanda muestra prudencia por las dudas que genera la economía, mientras se esperan novedades en las negociaciones con el FMI por un plan de facilidades extendidas.

El referencial S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) ascendió un 0,6%, a 51.880 unidades, luego de avanzar un 1,7% en la ronda previa. Las principales alzas fueron registradas por las acciones de Ternium (4,8%), Cablevisión (3,6%) y Aluar (3,5%). Por el contrario, las bajas más importantes fueron anotadas por Transportadora de Gas del Sur (2,7%), Central Puerto (2,6%) y BBVA y Banco Macro (1,2%)

La bolsa de Nueva York, por último, cerró dispar con el Dow Jones en un nuevo récord durante una tumultuosa jornada política en la que manifestantes pro Trump invadieron el Congreso de Estados Unidos.

El índice Dow Jones cerró en alza de 1,44% a 30.829,40 puntos. El tecnológico Nasdaq perdió 0,61% a 12.740,79 puntos y el S&P 500 ganó 0,57% a 3.748,14 puntos.

Bonos

Los títulos públicos argentinos cerraron en alza por recompras de oportunidad, que se reflejó en una caída del riesgo país, pese a la prudencia inversora por dudas sobre la marcha de la economía mientras se esperan novedades en las negociaciones con el FMI por un plan de facilidades extendidas.

«Los bonos venían muy golpeados en sus precios y aparecieron órdenes de compras de oportunidad. Esto hizo que también se reacomodara el riesgo país, aunque es un cambio extraño dado la poca liquidez que tiene el mercado», explicó un agente financiero de una correduría bursátil.

La deuda pública cerró el 2020 con un descenso promedio del 11,8%, en una economía recesiva por tercer año consecutivo golpeada por la pandemia del coronavirus.

Los bonos promediaron un incremento del 1,7%, con el ‘Bonar 30’ liderando la tendencia con un 2%.

«En Argentina, la pandemia atacó en un momento en que el país no tenía acceso al crédito. En ese contexto, comenzamos y finalizamos una reestructuración de la deuda soberana que, por primera vez, puso a prueba las cláusulas de acción colectiva (CAC) que se convirtieron en el nuevo estándar del mercado en 2014«, escribió el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una columna de la organización ‘Project Syndicate’.

Los bonos que ajustan por CER vuelven a experimentar subas a lo largo de toda la curva y siguen apreciando un flujo sobre un escenario inflacionario favorable y óptimo para estos títulos. Si bien de forma generalizada no superan el 1% en las subas, se destacan las malas expectativas de inflación que pricean estos bonos y repercuten en el país, aunque muy favorablemente para dichos títulos.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: