El Prado retira un cuadro de su exposición ‘Invitadas’ tras constatar que no fue pintado por una mujer

A modo de bienvenida, la exposición del museo del Prado Invitadas, dedicada a la revisión de la imagen que el arte oficial proyectó de la mujer en la España de los siglos XIX y XX, recibía al visitante con una sala en lo que se desplegaba un solo cuadro ajado, destrozado, medio invisible por su mala conservación. La pieza, pintada entre 1890 y 1893 y titulada Escena de familia, según decía el museo, estaba atribuida a la pintora granadina del siglo XIX Concepción Mejía de Salvador. La exhibición de este cuadro aislado, presentado en un estado deplorable al inicio del recorrido, quería plantear una metáfora sobre el abandono histórico sufrido por las mujeres artistas, algo que el Prado resumía en el catálogo de la exposición con estas palabras: “Otras obras de pintoras y escultoras decimonónicas custodiadas por el Estado vivieron idéntico peregrinaje, en el transcurso del cual desaparecieron varias piezas en circunstancias que se desconocen, lo que muestra el desinterés institucional por ellas”.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: